Rissaga es un recorrido visual por la vida de una mujer que sufre un trastorno mental. Una historia contada a través de la relación con su padre. La aparición de este trastorno convierte el aprendizaje en una lucha individual para controlar lo incontrolable: la mente humana. La sobreprotección del padre para salvarla de ella misma, la ocultación de la enfermedad a la sociedad, condena a la protagonista a la más absoluta soledad. 

Esta obra gestual está interpretada por Joan Maria Pascual y Vanesa Román de la compañía D’elixir Teatre y, tras un año de parón por la pandemia, continúa girando por los teatros de España.

El trastorno mental o “locura” que se decía antes, es un aspecto de la vida del que se reniega, se esconde y se juzga, bien por su diferencia con lo políticamente correcto, bien por su desconocimiento o bien por no ser valientes para enfrentarse a la realidad, según se declaró al final de la obra en una charla distendida con actores, público y activistas de Obertament Balears.

Y tú, ¿Qué opinas?