Bernat Cañellas presentó el pasado sábado su nuevo proyecto, la consultoría hotelera Lemonade.

El limón como símbolo mediterráneo; el limón como sabor. Cítrico indispensable en nuestra despensa, en nuestro huerto, en nuestra vida. Con “naming” y diseño gráfico de Borbalán, Bernat Cañellas presentó su nuevo proyecto a un grupo reducido de amigos, gran parte de ellos del sector turístico. Su nueva consultoría hotelera, Lemonade, tiene tan buena pinta que te la puedes comer como el catering de Can Amer, que se sirvió en una velada que se desarrolló en su casa en Calvià y que para la ocasión contó con la puesta en escena de Útopic Desing, con Rafael Ballester a los mandos y Tommy Ferragut en la ejecución. Benditos veranos para bebérselos.

Mimo Vidojevic, José Romero, Giovanna Pizarro, Tolo Cursach, Bernat y Lucía

Abanico amarillo, olor a hierba a mojada y música para bailar cada uno en su rincón. Porque sí, ahora toca respetar las distancias y los grupos se dispersaban por los diferentes rincones de la finca, presidida, claro, por un limonero y una piscina que daban ganas de pegarse un chapuzón.

Los anfitirones, Bernat Cañellas y su mujer, Lucía Martín, directora del Centro de Cultura Sa Nostra. Y junto a ellos, una lista de nombres como la de Vicente Fenollar, CEO de Avoris; José Romero, Tolo Cursach, Bernat Vidal y Mariana Chacón. Entre los jóvenes, Adela Herrero, Jordi del Río, Rubén Peralta, Jessica Noceras, Joan Galvez, Cristina Roselló y Pedro Durán. Podríamos seguir, pero mejor, empápense del ambiente con las fotografías y consulten con Lemonade. Vienen para quedarse.

Y tú, ¿Qué opinas?