/

Palma se sumerge en la fiesta literaria de Sant Jordi a pesar de las amenazas climáticas

A pesar de los pronósticos inclementes, los devotos de la literatura desafiaron a la lluvia en las calles de Palma, celebrando el día de Sant Jordi con fervor y entusiasmo.

En un día marcado por la tradición y la pasión por la lectura, Palma se vistió de fiesta para conmemorar el día de Sant Jordi. Aunque las nubes amenazantes intentaron arrojar su sombra sobre la celebración, la comunidad literaria resistió con determinación, inundando las calles con una marea de entusiastas.

Desde tempranas horas, los amantes de los libros se congregaron en los diferentes puntos de la ciudad, ávidos por sumergirse en el mar de historias que aguardaban entre las páginas de los ejemplares expuestos con esmero por las librerías participantes. A medida que el sol ascendía en el cielo, la incertidumbre meteorológica se disipaba, dejando espacio para el disfrute pleno de la jornada.

Organizada por el Gremi de Llibreters, esta festividad literaria no solo ofreció la oportunidad de adquirir obras firmadas por sus autores, sino que también se convirtió en un escenario vibrante donde la música y la cultura se entrelazaron en una sinfonía de emociones. Grupos como ‘Estupendos Burruños’, ‘Stromboli Events’ y ‘Sant Jordi i la Rosa’ amenizaron el recorrido entre los puestos, añadiendo un toque de alegría a la experiencia.

Con más de 30 librerías y 200 editoriales participantes, Sant Jordi se erigió como un tributo a la diversidad literaria, ofreciendo una amplia gama de opciones para satisfacer todos los gustos y preferencias. Desde los clásicos atemporales hasta las últimas novedades editoriales, cada rincón de la ciudad se convirtió en un oasis para los amantes de la lectura.

Las ventas fueron igualadas, reflejando la vorágine de novedades que inundaron el mercado editorial en este día tan especial. Sin embargo, entre los títulos más solicitados destacaron obras como ‘Una ombra blanca’ de Carme Riera, ‘Un animal salvatge’ de Joel Dicker, y ‘Deimos’ de Lucia Pietrelli, entre otros.

Con una amplia oferta de actividades culturales y la participación activa de la comunidad, Sant Jordi en Palma demostró una vez más que el amor por la literatura trasciende cualquier obstáculo, convirtiendo cada página en un portal hacia la imaginación y el conocimiento.

Y tú, ¿Qué opinas?

Licenciado en periodismo, y con experiencia en prensa escrita, radio y televisión. Mallorquinista de cuna y de tercera generación. Apasionado de la música (en especial la electrónica), del cine, de la historia, del deporte (sobre todo del wrestling, la lucha libre americana) y de todo lo que tiene que ver con el misterio.

Foto-Periodista especializado en politica, cultura y tendencias. Director de todo esto ( lasiestamagazine.com ). Vivo cerca del paraíso, escribo bajo la mirada de un objetivo, juego cabalgando sobre la luz, viajo para nutrirme de colores y siempre con poco equipaje.

Artículo anterior

Explorando el Vacío: Ana Laura Aláez presenta ‘Soy Palacio / Soy Establo’

Siguiente artículo

Sote de Lino: “Si el Social fuese un teatro, jamás sería derrumbado”

Lo último

×