Numerosos locales echan el cierre en la localidad de Magaluf, los ciudadanos permanecen en sus casas asomándose por los balcones observando como algunos turistas ingleses aprovechan el buen tiempo, como si la cuarentena y el Coronavirus no fuera con ellos. Un grupo de Chicas de Birmingham pregunta a los hosteleros si pueden tomar algo, la repuesta es negativa.

La policia local de Calvia patrulla los alrededores de Punta Ballena comunicando el cierre obligatorio de sus bares y cafeterías.

Los trabajadores de los hoteles se afanan en limpiar y desinfectar cada una de las colchonetas exteriores que dentro de unas semanas servirán para tomar el sol libres de virus.

Y tú, ¿Qué opinas?