Kimpton Aysla Mallorca, un santuario de lujo y bienestar en el corazón de Mallorca

El primer resort europeo de Kimpton Hotels & Restaurants ?apuesta por el ocio activo y por el arte contemporáneo local

/

Kimpton AYSLA Mallorca, el primer resort europeo de la división boutique y de lujo de IHG Hotels & Resorts, ha abierto oficialmente sus puertas con una decidida y exclusiva apuesta por el ocio activo y por el arte contemporáneo local. Este nuevo hotel, que permanecerá abierto todo el año, está situado en la localidad de Santa Ponsa (en Calvià), a dos pasos de algunos de los clubes deportivos más prestigiosos de la isla, como el Mallorca Country Club o el Golf Santa Ponsa.

El impresionante complejo ha sido diseñado por el arquitecto local Guillermo Reynés. Cada detalle se ha seleccionado de forma minuciosa para crear espacios de ambiente relajado y tranquilo, donde los tonos neutros y los materiales naturales se combinan con el color turquesa brillante, igual que ocurre en el entorno insular del hotel. Influido por la escena artística contemporánea de Baleares en general, y de Mallorca en particular, Kimpton AYSLA Mallorca cuenta con su propia Colección de Arte Contemporáneo Site Specific, una muestra comisionada por ABA ART LAB (empresa dedicada a la exposición y producción de arte contemporáneo, fundada en 2004 en Palma de Mallorca) y compuesta por piezas producidas con sensibilidad y humildad para los distintos espacios que conforman el hotel.

Con más de 700 obras de artistas y artesanos locales, la Colección de Arte Contemporáneo Site Specific de Kimpton AYSLA Mallorca es esencialmente mediterránea, pura, atemporal y cosmopolita. Cada autor ha concebido su pieza pensando en el lugar, en su luz, en la utilidad y en su ubicación final, generando una experiencia única y cálida. Los materiales y conceptos seleccionados representan una exquisita reinterpretación contemporánea de la esencia y la luz de Mallorca a través de esculturas, pinturas, fotografías o instalaciones artísticas, entre otros, firmadas por autores que destacan por su sólida trayectoria, como Antoni Pedraza y su serie El Bell Record, Estefanía Pomar Aloy y su instalación Islas o Pepe Roig Sancho y sus esculturas en marés de Mallorca.

Esta colección sirve para reforzar la premisa de crear experiencias y estancias íntimas y muy personales que todos los hoteles Kimpton se esfuerzan en definir acorde con su identidad y que en el caso de Kimpton AYSLA Mallorca se consigue gracias a los elementos únicos y diferenciadores propios de la isla. Sus 79 habitaciones, algunas de ellas de categoría premium (con jardín privado y terraza doble) y la suite presidencial, se distribuyen alrededor de exuberantes patios de estilo mallorquín y cuentan con grandes ventanales, balcones privados, ducha de lluvia y bañera separada y acceso gratuito al lujoso spa de 900 metros cuadrados. Además, su reinterpretación del concepto del lujo pone el foco en una innovadora visión de la vida en un resort donde el ocio activo se une al relax absoluto. Como en todos los hoteles de la firma, el estilo de servicio se basa en establecer una conexión humana sincera y cálida y cada detalle está pensado para proporcionar a los huéspedes momentos memorables y auténticos que transciendan el guion preestablecido de lo que significa gran lujo.

Para disfrutar de un momento de relajación y bienestar, Kimpton AYSLA Mallorca cuenta con un completo programa de actividades, como entrenamientos matutinos, meditación guiada, clases de yoga o ciclismo de carretera. Si se prefiere un día de relax en la piscina, el hotel cuenta con dos exteriores, ambas con vistas al paisaje (una de ellas rodeada de arena real) y con acceso al espacio ZAYT Pool Kitchen & Garden Deli, un espacio gastronómico donde degustar pescados frescos, carnes o verduras variados y cocinados al momento, acompañados de zumos naturales y smoothies. El extenso spa de la Maison CODAGE Paris, además de piscina cubierta, baños de barro y sauna, dispone de cueva de sal, un espacio donde disfrutar distintos tratamientos de haloterapia, una terapia complementaria con innumerables beneficios respiratorios, dermatológicos y antiestrés. Además, siete salas donde disfrutar de distintas experiencias wellness, como el Tratamiento Facial y Masaje Corporal Magistral en el que se utilizan diferentes serums y productos elaborados a medida, siempre de acuerdo con las necesidades que cada piel requiere en ese momento.

Kimpton AYSLA Mallorca cuenta con dos restaurantes y dos bares, espacios cálidos y acogedores que serán los lugares de encuentro y reunión favoritos tanto de los clientes del hotel como de los residentes de la isla. Además de ZAYT Pool Kitchen & Garden Deli, de filosofía más informal, es imprescindible detenerse en SABA Restaurant Bodega & Bar, cuya oferta gastronómica combina ingredientes españoles de origen local y platos atemporales típicos de la cocina del sudeste asiático: varias propuestas de kimchi, bibimbap, shabu-shabu… En el centro del comedor se encuentra la cocina-teatro, abierta y con 14 puestos desde los cuales los comensales disfrutarán de la cena mientras observan los movimientos de los chefs como si formaran parte de una coreografía teatral. El bar SABA está pensado como espacio de aperitivo, con una importante selección de bebidas (cócteles, cerveza de barril o vino de la bodega contigua) y con una carta de tapas españolas y del mundo, como boquerones en vinagre con ajillo, ceviche o hummus. El lugar ideal para reconectar con la familia o con los amigos en cualquier momento del día y un espacio pensado para quienes busquen un sitio de trabajo distendido a la par que tranquilo.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

Rosana Corbacho, psicóloga: “Uno de los principales problemas en el mundo de la música es el aislamiento”

Siguiente artículo

Hilary Swank anuncia que está embarazada de gemelos a los 48 años

Lo último