/

Iman de Jordania, la hija de los reyes Abdalá y Rania, contrae matrimonio con el financiero Jameel Alexander Thermiotis

La princesa Iman de Jordania contrajo matrimonio este domingo 12 de marzo con Jameel Alexander Thermiotis, un financiero de origen venezolano y griego. La ceremonia tuvo lugar en la residencia del rey Abdalá y Rania, el palacio de Beit Al Urdun en Amán, la capital jordana, y contó con la asistencia de 150 invitados. La celebración del enlace se extendió por cinco días, como es habitual en las tradiciones de los enlaces musulmanes.

Los invitados comenzaron a llegar al palacio en torno a las seis de la tarde de ayer, y fueron recibidos por los reyes en los jardines principales del recinto palaciego. Entre los asistentes se encontraban miembros destacados de la familia real jordana, como la princesa Muna, abuela paterna de la novia, la princesa Basma y la princesa Aisha. Sin embargo, se echó en falta la presencia de representantes de las monarquías europeas, con las que los reyes de Jordania mantienen una excelente relación.

Los festejos de la boda de la princesa Iman y Jameel Alexander Thermiotis comenzaron cinco días antes del gran día, siguiendo la tradición de los enlaces musulmanes. El pasado martes, la novia participó en la fiesta de la henna, también conocida como Mehendi, rodeada de las mujeres de su familia y amigas íntimas. La reina Rania compartió su emoción por el evento en su cuenta de Instagram, escribiendo: «¡Cuánto amor en una habitación!». Esta fue la primera vez que se vio a la novia vestida de blanco, luciendo un cinturón bordado idéntico al que llevó su madre en su boda en 1993, uno de los detalles más significativos de su vestido.

El domingo, la princesa Iman, segunda hija de los reyes hachemitas, llegó al palacio de Beit Al Urdun acompañada de su hermano mayor y heredero al trono, el príncipe Hussein, para darse el «sí, quiero». El vestido de novia de la princesa fue un diseño clásico de Dior, con un escote cuadrado adornado con delicado encaje de detalles florales. El cuerpo del vestido era liso y con líneas sencillas, terminando en una pequeña cola. La elección de la casa de moda francesa no fue una sorpresa, ya que el abuelo del novio, Jim Thermiotis, fallecido en Miami en 2018, fue el responsable de la firma en su país. La madre de la novia, la siempre elegante reina Rania de Jordania, también vistió un vestido de alta costura de Dior para el gran día de su hija, confeccionado en seda plisada con bordados geométricos en el escote y la cintura, cuello fruncido de volantes y mangas abullonadas, en un tono crema.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

¿Quién llevó el vestido más audaz en los Oscar?

Siguiente artículo

Black Eyed Peas y Bad Gyal, nuevas confirmaciones del Mallorca Live Festival 2023

Lo último

×