/

Granada: mezcla perfecta de historia, cultura y arte

¿Hay mejor sensación que empezar a pensar en tu próxima escapada? Lo cierto es que no es una decisión fácil, porque existen destinos realmente extraordinarios que nos ofrecen multitud de opciones para desconectar y volver a la rutina con las pilas bien cargadas. Pero, ahora bien, si realmente quieres un destino 360, España está cargada de posibilidades. Andalucía, por ejemplo, tiene una joya enclavada capaz de cautivar a turistas de todo el mundo con su encanto histórico, arquitectura impresionante y una sabia mezcla de culturas que todavía la hacen más bella. Sí, estamos hablando de Granada, como no podía ser de otra manera, ciudad polifacética donde las haya. Además, los hoteles en Granada generalmente están situados en puntos clave de la ciudad, haciendo que el viaje sea todavía más enriquecedor. Si estás pensando en hacer maletas, ponte cómodo que te vamos a contar por qué esta ciudad de ensueño no se te puede escapar en tu próximo viaje. ¡Allá vamos!

El complejo palaciego declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está en Granada

La Alhambra de Granada es el emblema de la ciudad por excelencia. Cada año millones de viajeros tienen claro que no pueden dejar de visitarla. Y es que este palacio y fortaleza que se remonta al siglo XIII es una obra maestra de la arquitectura islámica, alardeando de los intrincados detalles de sus azulejos, jardines exuberantes y unas vistas panorámicas de la ciudad que no podrías ni imaginar. Por algo fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Es, simplemente, una experiencia única e inolvidable. 
Además, sin irte muy lejos puedes encontrar los jardines del Generalife, que -dicho por muchos turistas- parece recién sacado de un cuento de hadas. Fuentes danzantes, terrazas y senderos convierten este lugar en un sitio tranquilo y romántico, perfecto para disfrutar de la naturaleza y relajarse. ¡Ah! Y cuando termines de ver estas dos maravillas, date una vuelta por el barrio con más historia de la ciudad, el Albayzín. Casas encaladas, callejones sinuosos y estrechas calles empedradas. Es como dar un paso atrás en el tiempo. Allí podrás encontrar tiendas artesanas o bares tan acogedores que te harán sentir como en casa. 

Flamenco, tapas y celebraciones durante todo el año

La gastronomía de Granada es culto para los amantes de la comida. Pero si hay algo que cautiva a todos los que visitan la ciudad, es el tapeo. Es muy común y especial que en muchos bares las tapas se sirvan de forma gratuita, acompañando la bebida. Es una tradición que permite explorar la gastronomía local, siendo accesible para todo el mundo. Y entre tapa y tapa, flamenco en las Cuevas del Sacromonte. Si quieres disfrutar del arte flamenco en estado puro, no dejes de perderte por este barrio que es conocido por sus cuevas escénicas. Cante, baile y guitarra flamenca interpretados por artistas locales en un entorno íntimo. Sin duda, es una oportunidad única de entender y sentir piel con piel la cultura flamenca. 

En definitiva, Granada es un destino que ofrece la combinación perfecta de arte, historia, cultura y naturaleza. Y hablando de naturaleza, si viajas a Granada en invierno podrás disfrutar de Sierra Nevada. La emoción de las pistas de esquí y los paisajes montañosos harán que quieras volver a esquiar año tras año, sin lugar a dudas. 

La Semana Santa, la Feria del Corpus Christi o el Festival Internacional de Música y Danza de Granada nos hacen tener una visión única de la cultura local y nos acercan más a sus costumbres y su idiosincrasia. Sí, lo sabemos, Granada es un planazo, porque visitarla no es solo un viaje, es sumergirte en las aguas más puras de la cultura española. 

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

Los mejores ‘tracks’ electrónicos de 2023 (según 21 deejays de la isla) 

Siguiente artículo

La Hidrobal Santsilvestre Calvianera: La Carrera Más Divertida del Año en Magaluf

Lo último