Con el formato de un programa televisivo en directo, el espectáculo pone en evidencia la paranoia generalizada y el pánico en que le ha entrado a nuestra especie a raíz de varias epidemias y otras catástrofes.

Una sátira de nuestra sociedad que hace evidentes las estructuras del poder y la política del miedo y del control desde la óptica de los animales que acaban sufriendo las consecuencias. Una oveja clonada, unos renos siberianos descongelados a causa del cambio climático y una corresponsal muy «espacial» son las narradoras que, desde el humor, nos conducen por diferentes historias, en forma de reportaje o de entrevista.

Una pieza lúdica y alocada que, con el apoyo de los títeres y un gran despliegue técnico, analiza los miedos mundiales y la colateralidad de sus efectos, bajo la atenta mirada de la oveja Dolly.

Y tú, ¿Qué opinas?