LLego el clásico de la Noche Vieja televisiva, el vestido de Cristina Pedroche, esta vez la presentadora ha querido homenajear a los confinados en la pandemia con un traje lleno de luz que ha necesitado 350 horas de trabajo y un abrigo-edredón realizado con 100 metros de tejido.

Tras las campanadas Cristina Pedroche podo desprenderse de un gran abrigo que algunos en redes sociales compararon con un edredón, la vallecana mostró un mini vestido que intentaba asemejar una mascarilla cuajada de brillantes; en total, 16.308 cristales bordados a manos. Ha sido confeccionado por la firma española Pedro del Hierro y en concreto por su director creativo, Nacho Aguayo.

Y tú, ¿Qué opinas?