Las altas temperaturas de estos días de verano invitan a pasar un rato en la playa, una de las playas de las que se puede disfrutar ahora de unas aguas cristalinas es la de Magaluf. Sin el efecto del Covid-19, este entorno de calvia estaría llena de británicos pasando lo mejor que pueden su semana de estancia en Mallorca, en el día de ayer que se abrieron las fronteras con Inglaterra, los vecinos locales se mezclaban con los pocos turistas familiares de la Gran Bretaña.

Y tú, ¿Qué opinas?