Descubriendo Trogir: Una joya escondida en la costa croata

Trogir es una ciudad que vale la pena explorar. Si estás buscando un destino auténtico, con historia, cultura y belleza natural, no busques más allá de esta pequeña joya escondida en la costa croata.

Siempre he soñado con explorar los rincones menos conocidos del mundo y descubrir los tesoros ocultos que se esconden en ellos. Así que cuando me enteré de Trogir, una pequeña ciudad en la costa de Croacia, supe que tenía que ir allí. Después de todo, ¿qué podría ser más emocionante que explorar una ciudad que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

Desde el momento en que llegué a Trogir, me di cuenta de que había encontrado algo especial. Con su arquitectura medieval y renacentista, la ciudad era como un cuento de hadas hecho realidad. Calles estrechas y empedradas, con casas de piedra, tiendas y restaurantes tradicionales que hacían que el lugar tuviera un encanto único.

Me dirigí hacia el centro histórico de la ciudad, y lo primero que me llamó la atención fue la Catedral de San Lorenzo, una impresionante iglesia románica que data del siglo XIII. A medida que recorría la ciudad, también pude admirar la Torre de Kamerlengo, el Palacio Cipiko y la Plaza Principal, que es el corazón de la ciudad.

Pero lo que más disfruté de Trogir fue su ambiente relajado y tranquilo. Los lugareños eran amables y acogedores, y no había rastro de la multitud de turistas que suelen abarrotar las ciudades más populares de la costa croata. Me sentí como si hubiera descubierto un secreto bien guardado.

Una de las cosas que más me llamó la atención de Trogir es su ubicación privilegiada. La ciudad se encuentra en una pequeña isla que está conectada al continente por un puente. Desde allí, se puede disfrutar de vistas impresionantes del mar Adriático y los alrededores montañosos. Además, la ubicación de Trogir es ideal para explorar otras partes de Croacia. Dubrovnik, Split y Zadar están a un corto viaje en coche o en ferry, lo que hace de Trogir una excelente base para explorar la costa croata.

La gastronomía de Trogir también es impresionante. Los restaurantes ofrecen una amplia variedad de platos tradicionales croatas, como el famoso Pasticada, que es un guiso de carne de res que se cocina a fuego lento durante horas y se sirve con gnocchi o puré de patatas. También probé el marisco fresco de la zona, incluyendo el pulpo, los mejillones y el pescado blanco.

Otra atracción turística popular en Trogir es el Mercado de Pescado. Los pescadores locales venden sus capturas del día directamente en el mercado, lo que garantiza que los productos sean frescos y de alta calidad. El mercado es un gran lugar para probar algunos de los productos locales y disfrutar de una experiencia auténtica croata.

Trogir Croacia 13

Aunque Trogir es un destino turístico popular, la ciudad ha logrado mantener su encanto y autenticidad. Los edificios históricos han sido restaurados cuidadosamente y se han convertido en museos, galerías de arte y tiendas. Pero la ciudad también tiene una vibrante comunidad local que se dedica a mantener sus tradiciones y cultura viva.

En definitiva, mi experiencia en Trogir fue maravillosa. La ciudad es una joya escondida en la costa croata que merece la pena explorar. La arquitectura histórica, la comida deliciosa y el ambiente tranquilo y relajado hacen de Trogir un destino ideal para aquellos que buscan un destino auténtico y alejado de las multitudes de turistas.

Y tú, ¿Qué opinas?

Foto-Periodista especializado en politica, cultura y tendencias. Director de todo esto ( lasiestamagazine.com ). Vivo cerca del paraíso, escribo bajo la mirada de un objetivo, juego cabalgando sobre la luz, viajo para nutrirme de colores y siempre con poco equipaje.

Artículo anterior

María Pedraza se enamora de un piloto de motociclismo

Siguiente artículo

Toda la verdad sobre el beso: la historia, la química y los mitos culturales

Lo último

×