La Maison Cartier ha abierto una nueva boutique situada en la Plaça de Cort de la capital mallorquina. Ubicada en un entorno privilegiado, justo enfrente del Ayuntamiento, la nueva boutique Cartier se sitúa en el edificio Can Tous construido en 1922 por el insigne arquitecto y urbanista mallorquín Gaspar Bennazar.

La boutique, con 160 metros cuadrados repartidos en dos plantas, presenta un concepto innovador y una distintiva decoración que combina el lujo característico de la Maison Cartier con detalles inspirados en el mar Mediterráneo y la artesanía mallorquina donde destacan los tonos cálidos y luminosos. Su planta baja se inspira en los fondos marinos con las algas impresas en los paneles que decoran las paredes, sus lineas curvas en toda la tienda simulan el movimiento del mar, los maceteros son grandes ánforas hundidos al fondo del agua. La escalera que comunica el fondo marino de la planta baja con la primera planta esta construida de mármol y madera con el barniz especial que reciben los barcos, también, una larga lampara en forma de burbujas comunica estas dos estancias.

El guiño mallorquín llega con los tejidos de los cojines y el tapizado de las sillas, siendo estas de tejido Ikat, las puertas que separan el baño y el salón vip simulan las puertas de los barcos y la contraventana mallorquina.

La historia de Cartier con la ciudad de Palma de Mallorca se remonta al año 1987 cuando la Maison inauguró su primera boutique en la mallorquina calle de Jaime III en colaboración con la familia Fuster. Casi 35 años después, Cartier refuerza sus estrechos lazos con la ciudad creando un espacio único en su centro histórico donde los clientes y amigos de la Maison podrán descubrir las colecciones de joyería, relojería y accesorios.

 

Y tú, ¿Qué opinas?