La isla balear ha sido nombrada como uno de los destinos más interesantes de 2020 y estos cinco planes son todo lo que necesitas si te has propuesto descubrir su lado más sostenible.

Desde Semana Santa y hasta octubre, Menorca es el lugar ideal para hacer una escapada mediterránea. Su etiqueta verde o eco-friendly no es ninguna casualidad. La isla presume de estar catalogada, al completo, como Reserva de la Biosfera y esto se respira a lo largo y ancho de sus casi 700 km2. Porque viajar no está necesariamente reñido con vivir de forma más respetuosa con el medio ambiente.

Camí de cavalls

Menorca te ofrece la opción de descubrir sus parajes de forma diferente: a caballo. Menorca a Cavall propone a los aventureros un tour al trote a través de los caminos ecuestres con más encanto de la zona.

Cala Mitjana o Cala Fustam son los dos finales de ruta de una experiencia con carácter zero-waste y conscious. Menorca a Cavall vuelve sobre los pasos de vías históricas transitadas por los propios habitantes de la isla, despertando el interés de los viajeros por la cultura local, sin implicar en ello ningún vehículo a motor, respetando el paisaje y reduciendo al mínimo la huella del paso del hombre por las áreas protegidas.

Degustar el kilómetro 0

Todo aquel que se haya propuesto viajar de forma más sostenible puede empezar decantándose por la gastronomía local. El dicho de “allá donde fueres, haz lo que vieres…” se puede aplicar perfectamente a la cocina, donde apostar por los ingredientes de la zona y de temporada es una opción simple y sabrosa de practicar el ecologismo.

El hotel Barceló Hamilton Menorca se une al Hort de Sant Patrici, una finca donde disfrutar la gastronomía menorquina con los cinco sentidos. El hotel abre las puertas al huésped de este polifacético lugar que es a la vez museo del queso, quesería, viñedo, bodega, jardín de esculturas y tienda.

La visita al particular ‘huerto’ es una forma ideal de conocer a fondo esta tierra, sus quesos y sus vinos, y ver de cerca el trabajo de los productores de la zona. Además, la experiencia va acompañada de una degustación de una tabla de quesos tradicionales gourmet y la cata de dos vinos a elegir.

S’Albufera des Grau, el secreto mejor guardado

S’Albufera des Grau es el parque natural más importante de Menorca. Sus más de 5.000 hectáreas lo convierten en uno de los puntos claves de la Reserva de la Biosfera menorquina.

Además de poder recorrerlo a pie haciendo senderismo por sus caminos, Menorca trae una experiencia  que te descubrirá el lado secreto del parque disfrutando del contacto con la naturaleza. El kayak es la mejor forma de lanzarse a explorar todos sus rincones. Este plan, ideal para deportistas y aventureros, invita a remar por los canales acuáticos del parque natural y descubrir todo el litoral marino en una ruta de 6 horas.Se conocerán las peculiaridades de esta costa llena de contrastes geológicos y paisajísticos. El recorrido pasa por los lugares más emblemáticos: Isla d’en Colom, las playas del Faro de Favàritx (Arenal de Morella (Tortuga) y Presili), Cala Es Portitxol y el Arenal de Mongofre, donde hay una parada de comida y relax. En el último tramo se visitan los Islotes de Addaia, la cueva de Ses Àligues para finalizar en  Na Macaret.

Snorkel por las Reservas Marinas

Para aquellos que quieran descubrir Menorca desde un nuevo punto de vista, se puede realizar un Snorkel Tour, una experiencia en la que conocer la Reserva Marina del Norte de Menorca, en Fornells. A medio camino entre las inmersiones del buceo y el baño tradicional, el snorkel es una opción ideal para las familias o los grupos. En esta excursión, un guía puede acompañarte conduciendo una barca y te invita a lanzarte al agua allá donde haya un punto de interés. Si te apasiona el mar pero prefieres disfrutarlo desde la superficie, este es un primer paso para sumergirte temporalmente y poder sorprenderte con las maravillas que esconde el fondo marino.

Sunset on boat

Tras un largo día, apetece relajarse y apreciar el espectáculo que ofrece la naturaleza al atardecer, desde el hotel Barceló Hamilton Menorca se ofrece las puestas de sol más bonitas de la isla. Además de disfrutarlas desde el Blue Sky Bar del hotel, sus huéspedes pueden alquilar un barco privado con patrón y partir hacia el atardecer. La propuesta pasa por reservar media jornada en la que aprovechar para hacer paradas, bañarse y hacer snorkel. Cuando cae la tarde, el barco se dirige al horizonte y, con el mar infinito enfrente, solo queda observar el impresionante atardecer.

 

Y tú, ¿Qué opinas?