L

as bodas en el año 2020 se han visto canceladas o los novios han optado por una ceremonia si grandes fastos, un hecho que sin duda ha perjudicado a la industria de los eventos nupciales.
Esta semana ha sido la elegida para dar salida a la nueva temporada de bodas. La colaboración de la firma Marchesa con Pronovias y de la mano de la empresa organizadora de eventos MC Event Planner, convirtieron la finca Son Marroig en una pasarela para mostrar su colección. La casa de alta costura neoyorquina analiza así el espíritu romántico de España para crear moda nupcial «exquisita».

El sitio elegido fue sin duda el lugar idílico para cualquier boda, con el mar mediterraneo a los pies y rodeados de montañas, Un selecto publico  aguardó con una copa en la mano en la entrada servida por La Mundial Barcelona, de Alexis & Léa, acompañada de la música del guitarrista Álvaro Anaya. Con cierta puntualidad las puertas dieron acceso a los asistentes y fueron acomodados en su correspondiente asiento colocado con mimo y distancia de seguridad.

Entre los invitados el actor Fernando Mariano y la diseñadora Martina Benvenutto, Lorena Fernández, Aurora Vega e Isabel Heras o las chicas de Cenas Adivinas Anna y María Antònia, Sara Botton y Yannele Rubio. En la pasarela, desfilaba la bailarina y novia de David Bustamante, Yana Olina, Blanca Creus, Cristina Clipa, Sara Bauzà, Paulina Paffenholz, Andrea Rodríguez y Noelia Togna, preciosas gracias al estilismo y maquillaje de Jose Ojeda y Sergio Quesada

Tras la celebración del pase de moda, se sirvió un coctel a cargo de El Jardín Catering, Vicky Pulgarín, La Mundial Barcelona y Redulce Mallorca siendo amenizado con el espectáculo flamenco de La Chispa – Silvia y Rubén del Rosario. El artista Álex Ceball dibujó durante todo el evento a cada uno de los asistentes, que pudieron llevarse su retrato como recuerdo.

Y tú, ¿Qué opinas?