U

na noche especial en la que los mallorquines se vuelven a encontrar en las calles de Palma, saludos efusivos de amigos y conocidos que hace tiempo que no se ven.  Piezas que aunque no se sea especialista en arte contemporáneo, se miran con curiosidad y admiración. Con móvil en mano para inmortalizar obras de arte y dar constancia de lo que allí se vive en tiempo real. Engalanados ellas y ellos, la noche para ver y ser vistos.

La 25ª edición de la Nit de l’Art se celebró en la tarde-noche de ayer mirando hacia el futuro y acercando el arte contemporáneo a la ciudadanía.

El publico mallorquín, con ganas de salir, no defraudo a la llamada de las galerías de Palma en su día más especial. Largas colas en Casal Solleric y Es Baluard. La calle Sant Feliu, como en años anteriores pre-pandemia, volvió a llenarse de curiosos.

Y tú, ¿Qué opinas?