Una noche electrizante

La noche en el Mallorca Live Festival fue un torbellino de música, bailes y sabores exóticos. Carmen y un grupo de amigas deleitaron sus sentidos con un perrito vegano, un gintonic de Tanqueray y las fusiones musicales de Viva Suecia, La plazuela, Bomba Estéreo y The Chemical Brothers.

En una velada llena de emociones y vibrantes ritmos, Carmen y un grupo de amigas se sumergieron en la atmósfera del Mallorca Live Festival. El evento, reconocido por su diversidad musical, presentó el sábado una ecléctica combinación de artistas que cautivaron a la multitud ávida de experiencias únicas.

Para empezar, nuestras protagonistas, vestidas para la ocasión, entre cazadora de cuero, botas altas y vaqueros cómodos para poder saltar, decidieron satisfacer su apetito en la zona de comida, donde optaron por deleitarse con un perrito vegano. Aunque los precios resultaron un tanto desorbitados, el sabor y la conciencia de estar disfrutando una opción amigable con el medio ambiente hicieron que valiera la pena.

Con sus ánimos avivados, se dirigieron a la zona de conciertos para sumergirse en la música enérgica de Viva Suecia, La plazuela y los tan queridos Bomba Estéreo. Este grupo musical colombiano, conocido por fusionar géneros como el rock, el reggae, el reguetón alternativo y el rap con ritmos caribeños como la cumbia y la champeta, cautivó a la audiencia con su carisma y su estilo único. Li Saumet y Simón Mejía, los miembros fundadores de la banda, demostraron una vez más por qué se han mantenido en la cima de la escena musical.

La noche continuó con la electrónica lisérgica de The Chemical Brothers, el dúo británico que ha dejado una huella imborrable en la música electrónica desde su formación en 1989. Tom Rowlands y Ed Simons, los cerebros detrás del proyecto, encendieron los ánimos del público con su energía y su espectacular puesta en escena. Aunque comenzaron su carrera bajo el nombre «The Dust Brothers», se vieron obligados a cambiarlo debido a la existencia de otro grupo en Estados Unidos con el mismo nombre. Sin embargo, este obstáculo no hizo más que fortalecer su determinación y creatividad.

El grupo de chicas, inmersas en un torbellino de luces, sonidos y emociones, bailaron al ritmo de la música hasta altas horas de la noche. El Festival les brindó una experiencia inolvidable, donde pudieron disfrutar de la diversidad cultural y musical en un mismo lugar.

En resumen, la noche en el Mallorca Live Festival fue un festín para los sentidos de Carmen y sus amigas. Desde la degustación de un perrito vegano hasta los contagiosos ritmos de Bomba Estéreo y The Chemical Brothers, cada momento fue una oportunidad para sumergirse en la música y celebrar la amistad en un entorno vibrante

Banner Nidus 1
Publicidad

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

Frank Krüger presenta ‘Toro del Mar’ en Cap Vermell Grand Hotel

Siguiente artículo

Aftersun de Port Adriano: Vuelve el Market más disruptivo de la isla

Lo último

×