Sala de Las Columnas
/

Un fin de semana perfecto en Las Caldas Villa Termal

Si alguna vez quiso sentirse como un peculiar personaje de novela escrito por Agatha Christie a principios del siglo XIX o quizá alguien más contemporáneo de la cultura popular como el protagonista de "La juventud", Fred Ballinger, el director de orquesta que pasa unas vacaciones en un hotel balneario. Este, sin duda, es su lugar.

Cualquiera que se plantee un merecido descanso, que le mimen o salir del bochornoso calor del Mediterráneo, tiene que venir a este lugar. Rodeado de el bellísimo paisaje asturiano con grandes extensiones de vegetación autóctona en todo su esplendor, se encuentra el Gran Hotel Las Caldas by Blau Hotels, un complejo único que integra salud, deporte y bienestar bajo el sello de la historia balnearia, ganadores del premio Best Resort 2021 Piscina & Wellness. Se trata de un complejo de más de 40.000 m2 reinaugurado en 2011 con un claro objetivo: ofrecer una experiencia inolvidable donde la salud, el bienestar, el deporte, la naturaleza y la gastronomía son los principales protagonistas.

Apenas a dos horas de Mallorca en avión, se encuentra Oviedo, capital de Asturias y conocida por su casco antiguo medieval, la catedral gótica, los tres arcos de Santa María del Naranco que dan imagen al logotipo de Asturias y su gastronomía. Cerca, a 10 km por una magnifica autopista, un pequeño valle se abre entre altas montañas, en invierno cubiertas de nieve, el resto del año verdes y frondosas, en el centro, un complejo construido en piedra y hierro, mezcla arquitectura clásica y moderna en un perfecto marinado, como si fueran queso y sidra asturiana, cremoso con fuerte sabor a humedad y acido burbujeante.

Fernando Sánchez, director y Begoña Menéndez, directora del Áera de Promoción y Ventas reciben a los huéspedes en el imponente hall. El personal del hotel es el encargado de llevar las maletas y enseñar las habitaciones. Como Julia Roberts en Pretty Woman, abres la boca cada vez que enseñan una estancia de la suite, hasta que abren las cortinas y ves el verde pasto de la campiña asturiana, ahí recuerdas lo feliz que serás los próximos días.

El escenario es propio de película, no obstante, la filmografía española ha pasado por este enclave. La Regenta de Gonzalo Suarez, los Jinetes del Alba de Vicente Aranda o Historia de un Beso de José Luis Garci tienen escenarios en Las Caldas y su balneario.

Con la luz impropia de las fechas otoñales en este lugar, se comienza con una cata y degustación de sidra y quesos asturianos en colaboración con la DOP Sidra Asturias a cargo de Lluis Nel Estrada, gastroconsultor y director del Institutu Gastronómicu Asturianu, También estuvo presente Daniel Ruiz, gerente de la DOP Sidra de Asturias, ellos fueron los encargados de mostrar el verdadero sabor asturiano de la leche y las manzanas acidas de la tierra.

El hotel dispone de 79 habitaciones, distribuidas entre largos pasillos enmoquetados, luminosos y serpenteantes, 68 dobles, 2 Jr. Suites, 6 Suites y 3 Suite deluxe, todas ellas con el mejor equipamiento y el exclusivo servicio para convertir la estancia de sus huéspedes en una experiencia única y con personalidad propia. Sus instalaciones y ubicación lo convierten en el destino preferido para aquel público que, tanto de forma amateur o a un nivel profesional, desean practicar deporte y disfrutar de la naturaleza. Destacamos su oferta de servicios especializados en cicloturismo y running, en un entorno único, rodeado de un hermoso valle asturiano.

El Balneario Real ofrece unas instalaciones modernas, integradas en el clásico edificio de la Casa de Baños. Un espacio para el relax que, donde además de disfrutar de hidroterapia, pone a disposición de sus clientes una amplia gama de servicios orientados a la salud, la belleza y el bienestar.
Cuenta también con un circuito privado, La Sala de Las Columnas, una piscina de flotación y sensaciones exclusivas. Alrededor de estas aguas milenarias, Las Caldas Villa Termal by Blau Hotels es el lugar ideal para el retiro, la desconexión y la relajación. Un paraíso wellness para aquellos que quieren hacer una escapada o, también, para los que buscan un cambio de estilo de vida en el que aprender a comer y a vivir de una manera más saludable, Un centro donde reequilibrar cuerpo y mente con un entorno y unas instalaciones que invitan a sumergirse es una sensación de relax y tranquilidad.

Aquaxana es un espacio que destaca por su originalidad, su completo servicio wellness y su singular arquitectura, inspirada en el emblemático Panteón de Roma. Sus instalaciones están compuestas por diferentes zonas de hidroterapia y un espacio que tiene como protagonistas el agua, la luz y el sonido.
Un universo de contrastes de agua-fuego, día-noche donde se integran perfectamente el agua y la naturaleza.
Destacamos su piscina exterior, climatizada durante todo el año, donde se pueden realizar diferentes actividades acuáticas y sus amplias terrazas, cubiertas o al aire libre, donde disfrutar del máximo relax y bienestar.
Las instalaciones depor-sanitarias son requeridas por diversos equipos ciclistas cuando la vuelta a España pasa por la región, así como equipos de primera división de futbol para sus pretemporadas.

Comer en Las Caldas

La gastronomía juega un papel fundamental en la experiencia de los clientes, al frente de sus fogones está el chef Rául Galán. En Las Caldas Villa Termal by Blau Hotels alimentamos cuerpo y mente gracias a la riqueza del mar, los ríos, la montaña y la huerta de la región que cobran forma en una cuidada cocina gourmet, tradicional pero renovada, con producto autóctono de proximidad y de primera calidad.
La cocina de Las Caldas Villa Termal pone en valor una elaboración natural cuidada y un tratamiento exquisito del producto fresco.
Cabe destacar su huerto ecológico de producción propia con variedad de verduras, hortalizas, especias y hierbas aromáticas que alimentan directamente su cocina. Cocina tradicional, vegetariana, vegana, apta para celíacos… En definitiva, para todos los más exigentes gastrónomos.

Vida deportiva

El tiempo acompaña para realizar distintas actividades deportivas, rutas de senderismo, running, ciclismo, golf, yoga, pilates, un completo gimnasio y descenso de río. El entorno natural es un paraíso para los amantes del senderismo pues disponen de numerosas rutas próximas al hotel, además también hay más de 25 rutas de ciclismo de carretera y montaña.
En Las Caldas Villa Termal by Blau Hotels cuentan con un servicio cycling friendly que te ayudará a descubrir la excepcional riqueza paisajística de Asturias.

Para amantes del running, la Vía Verde de Fuso

Transición es la palabra que define a esta antigua vía férrea, que nos lleva de lo urbano a lo rural y de aquí a lo casi selvático. Desde Oviedo a Fuso y Les Caldes, en unos 7,5 kilómetros el paisaje va cambiando y, aunque siempre por asfalto, vamos dejando atrás calles, coches, ruido… y poco a poco van apareciendo sonidos de aves, vacas y, por fin, la tranquilidad del río.
De las plantaciones del Parque de Invierno vamos hasta los encinares sobre roca caliza del final de la ruta, sobre el río Nalón. Avellanos, carbayos, abedules y encinas nos acompañan en nuestro paseo.
Tampoco nos faltan ánades reales, pájaros carpinteros o reyezuelos listados, entre otras muchas especies de aves forestales. Acabemos en Fuso o en Les Caldes, el verde y el río nos acompañarán hasta el final.

Historia

Su historia lo convierte en un lugar mágico dentro de los hoteles. Abrió por primera vez sus puertas en 1776, ese mismo año, se declaraba la independencia de Estados Unidos, siendo George Washington su primer presidente, y el mallorquín Junipero Serra con otros misioneros Franciscanos fundaron California. Famoso por las aguas termales naturales mineromedicinales que brotan de su manantial gozan de una fama inmemorial en gratitud de sus beneficios. El edificio donde se aposenta el balneario fue diseñado por el arquitecto Ventura Rodríguez el mismo que diseño el Palacio de Liria o el Paseo de Prado de Madrid.

El origen de sus aguas datan de el agua que llovía en las riberas del rio Nalón hace 11.000 años, este agua es la que hoy surge en el manantial a 40°G desde la profundidad de 1800 metros. De las paredes del hotel cuelgan distintas fotos donde se puede ver a hombres y mujeres con sombreros boater y largos trajes abotonados hasta el cuello, cargados con grandes maletas de cuero, como los protagonistas de una novela de Benito Pérez Galdós. Durante el siglo XIX el Balneario crece. Se construyen el Gran Hotel el Salón de los Espejos, la pasarela de hierro y el Casino bajo la dirección
de Aguirre y La Guardia, arquitectos municipales que firmaron otras importantes obras en Oviedo
como el Teatro Campoamor, el actual edificio del Milán o Villa Magdalena.

Para llegar hasta el Balnearios en su época de esplendor; excluyendo la clientela asturiana, los leoneses, vallisoletanos, palentinos y madrileños eran los principales clientes del Hotel- Balneario; Estos últimos llegaban a Las Caldas después de un viaje de 19 horas. En 1904 el ferrocarril llegó a la comarca. Sin embargo, muchos bañistas para llegar a Las Caldas tenían que cruzar en barca el rio Nalon. Hubo que esperar hasta los años 40 para la construcción del esperado puente. En esta época
el avance en los sistemas médico-terapéuticos trajo consigo numerosos visitantes de la clase burguesa acomodada superando los 3000 usuarios anuales.

GALERÍA DE FOTOS

Gran Hotel Las Caldas by blau hotels
Las Caldas s/n, 33174 Las Caldas, España
Teléfono: 985 79 87 87

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

Tapalma 2022 se presenta en la terminal de Baleària ante la sociedad balear

Siguiente artículo

Kimpton Aysla Mallorca, un santuario de lujo y bienestar en el corazón de la isla

Lo último