E

n un antiguo palacete del casco antiguo de la capital balear, se encuentra el restaurante FERA, una de las opciones gastronómicas más sugerentes de la ciudad. Una “orquesta sensorial” dirigida por el chef austriaco Simon Petutschnig, que combina a la perfección sabores mediterráneos y asiáticos para crear lo que él denomina “cocina mediterránea sin fronteras”.

FERA es una fiesta para todos los sentidos. Una impresionante colección de arte que incluye esculturas, fotografías, pinturas e instalaciones cuidadosamente seleccionadas. Entre sus obras destacadas, encontramos las de Toni Garau, un artista solleric cuya obra rinde homenaje al pasado textil de su ciudad natal.

Con DE RAÍZ– en Fera hasta el 15 de octubre Garau plasma a través de sus cuadros la melancolía del pasado industrial en forma de arte; a partir de hilos, invitándonos a descubrir la memoria e historia colectiva de un pueblo de la Serra de Tramuntana de Mallorca, dando vida a un material que estaba muerto.

Para individualizar aún más esta exposición en solitario, Fera contó con la obra lumínica del artista Stefan Hollenberg. Con sus proyecciones e instalaciones de luz- sus diseños llevan más de 30 años decorando todo tipo de eventos alrededor de Europa- la obra de Hollenberg no deja indiferente al espectador. Adaptándose perfectamente a las líneas y estructura de Fera, dio la bienvenida desde la adoquinada calle Concepció, donde se encuentra Fera, prolongándolo hasta su patio interior.

La vernissage de DE RAÍZ tuvo lugar la noche del 15 de septiembre. Un evento privado que contó con amigos de FERA y el artista, así como galerías, comisarios de arte y caras conocidas que no quisieron perderse el evento que ha supuesto el pistoletazo de salida para La Nit De L´Art 2021.

Y tú, ¿Qué opinas?