/

Toda la verdad sobre el beso: la historia, la química y los mitos culturales

El beso es una práctica que ha evolucionado a lo largo de la historia y que sigue siendo una forma importante de expresión de nuestros sentimientos. Así que, celebra este Día Internacional del Beso besando a alguien especial y disfrutando de todos los beneficios que esta práctica tiene para ofrecer.

Este 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, una fecha que conmemora el beso más largo registrado en la historia, que tuvo lugar en Tailandia. Pero, ¿de dónde proviene esta práctica? ¿Qué efectos tiene en nuestro cuerpo y en nuestras relaciones? En Vanity Fair hemos investigado y aquí te presentamos toda la verdad sobre el beso.

La historia del beso se remonta a la antigüedad, y aunque no se sabe con certeza cómo surgió, se estima que comenzó como resultado de la lactancia o, incluso, en los homínidos que tenían que alimentar a sus crías a través de la boca. Los vestigios más antiguos del beso provienen de la India, donde se encontraron figuras talladas en piedra realizando esta práctica, y en el famoso libro del Kamasutra se pueden encontrar referencias alusivas al beso.

Pero, ¿qué efectos tiene el beso en nuestro cuerpo? De acuerdo con estudios realizados por especialistas en la materia, el beso provoca un incremento de la oxitocina, la hormona responsable de generar cambios físicos y neurológicos como el placer, el enamoramiento y todo lo vinculado a la afectividad. Además, el beso puede ser considerado como un excelente ejercicio que ayuda a quemar calorías y fortalecer el sistema inmunológico.

A nivel cultural, el beso ha tenido diferentes significados a lo largo de la historia. En la antigua Persia era común que los hombres se besaran, mientras que para los Celtas este acto era medicinal. En la época medieval se consideraba impuro besar a una doncella, y hasta la Revolución Industrial la costumbre era vista como un acto que sólo podía llevarse a cabo en la absoluta intimidad.

Hoy en día, el beso es una práctica bastante habitual y universal que se usa para demostrar lazos afectivos como la pasión, la amistad, el afecto y el amor entre los seres humanos. Y, como prueba de ello, en el año 2013 una pareja de Tailandia rompió su propio récord mundial con el beso más largo, que duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos.

Conoce algunos datos curiosos e interesantes sobre el beso:

  • Besarse es saludable. Durante el beso se traspasan unas 40.000 bacterias, siendo la mayoría de ellas inofensivas.
  • Al besar aumenta el ritmo cardíaco, de 60 hasta unas 100 pulsaciones por minuto.
  • Un beso apasionado quema entre 6 a 100 calorías por minuto y fortalece el sistema inmunológico. Mejora la circulación sanguínea e incrementa la autoestima.
  • Francia prohibió en el año 1910 los besos en las estaciones de trenes, ya que ocasionaban retrasos.
  • En Asia existen unos peces conocidos como «besucones», ya que se dan largos besos mientras nadan juntos.
  • Una persona besa, en promedio, unos 20.160 minutos a lo largo de su vida.
  • Al besar utilizamos unos 30 músculos del cuello y rostro. El músculo más utilizado es el orbicular de los labios, ya que permite fruncir los labios al besar.
  • La Filematología es la ciencia que se dedica a estudiar las reacciones que se producen en el organismo al besar y los que estudian esta disciplina se les denomina osculogistas.
  • Existen varias formas y tipos de beso, de acuerdo a cada cultura y tradición.
  • En algunos lugares del mundo como Dubai y Malasia el beso en público es considerado un acto ilegal.
  • Las personas que besan con mucha frecuencia tienden a vivir más años y a sufrir menos de enfermedades.
  • El primer beso suele ser uno de los recuerdos imborrables de las personas.
  • Al besar liberamos hormonas (oxitocina y dopamina) y endorfinas, ayudando a disminuir los niveles de estrés y ansiedad.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

Descubriendo Trogir: Una joya escondida en la costa croata

Siguiente artículo

La lujosa goleta Koru de Jeff Bezos surca el Mediterráneo en su travesía inaugural

Lo último

×