Con tan solo 22 años a la performer Mallorquina Samantha Hudson le avala más de un lustro en el panorama underground. Destacaba en su barrio con 14 años, cuando su alter ego, aún no existía y sus amigos le llamaban Iván. Con ellos salía por la calle Punta Ballena, cercana al hogar donde se crió, en el verano del ‘mamading’ y la droga caníbal allá por 2014.

Desde la terraza del hotel INNSiDE, donde su piscina transparente de la quinta planta sobrevuela el bulebard de la playa de Magaluf, Samantha nos habla con vehemencia y dedicación, de política, religión, asuntos sociales, MasterChef Celebrity y su nuevo proyecto en forma de disco. Un rayo de luz en el panorama audiovisual.

Y tú, ¿Qué opinas?