/

Redescubriendo la Cocina de la Antigua Mesopotamia: El Primer Libro de Recetas de la Historia

En una colaboración sin precedentes, investigadores de Yale y Harvard han recreado recetas encontradas en tablillas de cerámica de la Antigua Mesopotamia, revelando la sofisticación y el avance cultural de una civilización que transformó la simple necesidad de alimentarse en una auténtica experiencia gastronómica.

En la historia de la humanidad, pocos hallazgos son tan fascinantes y reveladores como las tablillas de cerámica de la Antigua Mesopotamia. Descifradas hace solo unos años, estas tablillas contienen 25 recetas que podrían considerarse el «libro de recetas» más antiguo del mundo. Estos textos no solo ofrecen una ventana al pasado culinario de esta civilización, sino que también brindan a los estudiosos una valiosa comprensión sobre cómo se alimentaban y vivían las personas hace miles de años. La revelación de estas recetas destaca un cambio cultural significativo: la transición de comer únicamente para sobrevivir a la apreciación de la comida como un arte.

La Antigua Babilonia es reconocida por haber sido la primera civilización en atribuir un valor añadido a los alimentos y la forma de prepararlos. Antes de esta época, la comida se consumía principalmente por necesidad. Sin embargo, los babilonios transformaron la alimentación en una experiencia que incluía la combinación intencional de ingredientes y técnicas de cocción, marcando el comienzo de una cultura gastronómica sofisticada que ha evolucionado hasta nuestros días. Las tablillas de cerámica son testimonio de este importante cambio de paradigma.

Recientemente, un equipo de colaboradores de la Colección Babilónica de Yale decidió llevar estas recetas ancestrales a la práctica, cocinando los platos más antiguos del mundo. En colaboración con un equipo de la Universidad de Harvard, recrearon algunos de estos platos en el Laboratorio de Ciencia y Cocina de Harvard. Este esfuerzo contó con la participación de numerosos expertos, incluidos algunos formados en el prestigioso Basque Culinary Center.

Recreando los Platos Más Antiguos

Las 25 recetas, ahora consideradas las más antiguas de la historia, abarcan una variedad de platos. Las tablillas enumeran ingredientes de manera sencilla, sin especificar cantidades, lo que sugiere que los cocineros de la época mezclaban y cocinaban los ingredientes juntos sin medidas precisas. Para recrear estos platos, los científicos utilizaron hipótesis y aproximaciones sobre ciertas variables para definir todos los ingredientes y sus cantidades. La tarea no fue sencilla, ya que algunos productos son imposibles de encontrar hoy en día, y las cantidades originales no estaban definidas. Esto convirtió la cocina antigua en un verdadero desafío, requiriendo una reinterpretación para que las recetas funcionaran. «Tal vez no la hemos hecho del todo como la habrían preparado ellos, tal vez nuestros ingredientes tengan un sabor un poco diferente, pero aun así se aproxima a algo que nadie ha probado durante 4.000 años», afirma Agnete Lassen, comisaria asociada de la Colección Babilónica de Yale.

«Alta Cocina» Mesopotámica

Por la complejidad de las preparaciones y la cantidad de ingredientes, todo indica que estos platos estaban destinados a palacios o templos y eran elaborados por cocineros expertos o personal erudito. En esa época, pocas personas sabían escribir en las tablas cuneiformes, un sistema de escritura desarrollado entonces. Esto sugiere que se trataba de recetas de lo que hoy podríamos llamar «alta cocina».

El equipo de Yale-Harvard preparó tres de estas recetas a partir de las instrucciones de las tablillas: dos guisos con cordero que combinaban remolacha, leche y cereales, y una receta vegetariana enriquecida con pan de masa madre llamado «pan de cerveza». Una de estas recetas ha sido destacada por la prestigiosa revista National Geographic.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

Descubre el poder del Wall Pilates: El entrenamiento que revoluciona tu cuerpo y mente

Siguiente artículo

Chiara Ferragni celebra en Mallorca la despedida de soltera de su amiga Veronica Ferraro

Lo último

×