Foto: Ava Sol

En las relaciones sexuales, crear un ambiente de confianza y quitarse de encima los prejuicios suele facilitar mucho las cosas. Una vez llegados al clímax, en el momento de excitación, las mujeres, de forma natural, generamos una mucosa en las paredes vaginales, que lubrican la superficie, facilitando la penetración.

 Sin embargo, en ocasiones, por el propio funcionamiento del organismo y su fisiología, por un desajuste hormonal, o por un simple bloqueo mental, nos podemos encontrar con ciertos impedimentos que nos permiten obtener sensaciones completamente satisfactorias.

attachment

La sequedad vaginal suele asociarse a la menopausia, pero eso no es más que un mito, ya que cualquier mujer, puede sufrir este problema

En este artículo te explicaremos cuales son las causas de la sequedad vaginal, y como los lubricantes naturales pueden ayudarnos a disfrutar del sexo, en cualquier momento, y sin preocupaciones ni molestias.

PRINCIPALES CAUSAS DE LA SEQUEDAD VAGINAL

En primer lugar, ¡que no cunda el pánico! La sequedad vaginal es algo perfectamente normal que casi cualquier mujer sufre en algún momento de su vida. Esto puede deberse a una etapa de transición hormonal, es decir, un desajuste de los valores naturales, que afectan directamente a la producción de mucosa, o que las paredes vaginales están especialmente sensibles o irritadas, generando molestias en la penetración. 

Este es uno de los motivos por los que se suele asociar a la menopausia y a las mujeres que toman ciertos anticonceptivos orales basados en las hormonas. A pesar de que esto es cierto y es un elemento significativo, no es el único motivo.

Por otra parte, a veces no es más que un desequilibrio en la flora o en la mucosa vaginal, o incluso una pequeña infección. Este fino ecosistema orgánico, se rompe en ocasiones, produciendo estos desagradables síntomas.

Por último, y tal vez una de las causas más frecuentes, suele ser por épocas de intenso estrés o nervios. La mente, en demasiadas ocasiones, nos juega malas pasadas y en esos casos somos nuestras peores enemigas. Las épocas de ajetreo, de problemas laborales, ansiedad… Son malas compañeras de viaje, y afectan a la producción de mucosa (sin contar que la dilatación del conducto vaginal se resiente por las mismas causas, dando como resultado, un peligroso cóctel.

¿CÓMO DISFRUTAR DEL SEXO SI TENGO SEQUEDAD VAGINAL?

Como habréis visto, ninguna de estas causas es grave, y en el fondo, tras un poco de ajuste en nuestras rutinas, todo puede volver a la normalidad. Pero, como es evidente, todas queremos disfrutar de una vida sexual plena, y sobre todo, en los casos de bloqueo mental, esto no es fácil de solucionar ni contribuye a la recuperación de la normalidad..

Desde hace años, el mejor tratamiento para los episodios de sequedad vaginal ha sido el uso de lubricantes naturales, que emulan a la perfección la sensación de los fluidos de nuestro organismo. Hoy en día existen en el mercado una amplia oferta de geles lubricantes que nos facilitan la penetración, evitando sensaciones molestas, y ayudándonos a alcanzar la plenitud en los encuentros con nuestro compañero. Los lubricantes crean una capa que reduce la fricción, haciendo que la penetración vuelva a ser algo placentero y mejorando la sensibilidad de la zona, ayudándonos a alcanzar el orgasmo.

La principal ventaja de estos lubricantes naturales, es por una parte, la sensación real, orgànica, sin artificio (como las que ofrecen otros lubricantes con base de silicona por ejemplo). Al formular principalmente con una base de agua o aceites naturales  (como manteca de karité) no son perjudiciales para el organismo. Sus líneas de productos buscan eliminar productos químicos innecesarios, o que puedan producir reacciones adversas, quemazón, escozor… Y en definitiva cualquier elemento que pudiera hacernos encontrar una sensación de rechazo.

we vibe wow tech

CONCLUSIONES

Si como muchas otras sufres de sequedad vaginal, sea por el motivo que sea, y quieres poner solución, para poder seguir disfrutando del sexo en toda su plentitud, ya sea sola o en pareja, la mejor opción es decantarse por lubricantes naturales, ya que imitan a la perfección la sensación de la lubricación íntima femenina, mientras que eliminan reacciones adversas o sensaciones desagradables.

Un gel lubricante de tipo natural, es un elemento de garantía que nos permitirá gozar de nuestra sexualidad sin limitaciones. 

Y tú, ¿Qué opinas?