Desde su habitación del hotel Grand Hyatt, en Melbourne, Paula Badosa entrena para el Open de Australia. La española tendrá que pasar 14 días encerrada y sin poder entrenarse porque un entrenador que viajaba en su vuelo desde Abu Dabi dio positivo.

La tenista se la ve muy concentrada en su trabajo, lejos de la noticia de su ruptura sentimental con el presentador David Broncano

Badosa ha comentado en redes sociales su frustración. “Al principio la regla era que la sección del avión que estaba con esa persona tenía que ponerse en cuarentena, no todo el avión. No es justo cambiar las reglas en el último momento. Y tener que quedarse en una habitación sin ventanas ni aire”, ha escrito la tenista catalana.

Y tú, ¿Qué opinas?