/

Mireia Belmonte se despide de París 2024: El fin de una era dorada en la natación española

Mireia Belmonte, la nadadora más destacada de España y referente en los Juegos Olímpicos, no estará en París 2024. Tras una serie de complicaciones físicas y resultados insuficientes, la deportista de Badalona no logró la clasificación.

Mireia Belmonte, la deportista española más laureada en la historia de los Juegos Olímpicos, no competirá en París 2024. La nadadora de Badalona no logró la marca mínima en la prueba de los 400 metros libre durante el Open de España de Natación, celebrado en la piscina de Son Hugo, en Palma de Mallorca. Con un tiempo de 4:20.72, Belmonte finalizó sexta, lejos de los 4:07.90 necesarios para clasificar a los Juegos Olímpicos.

Adiós a los Juegos Olímpicos

La abanderada española en Tokio 2020, junto a Saúl Craviotto, no participará en los que serían sus quintos Juegos Olímpicos. Con la mirada puesta en Los Ángeles 2028, Belmonte tendría 37 años, una edad que podría dificultar su competitividad en el más alto nivel.

Una batalla contra las lesiones

Una complicada lesión de hombro ha mantenido a Belmonte alejada de la competición durante la mayor parte de este ciclo olímpico. Alejada de la piscina por más de un año, la nadadora no ha podido recuperar su estado de forma habitual. Esto se reflejó en sus marcas durante el Campeonato de España, donde quedó muy lejos de sus mejores tiempos.

Resultados en el Campeonato de España

Belmonte, campeona olímpica en los 200 metros mariposa de Río 2016 y ganadora de otras tres medallas olímpicas (dos platas y un bronce), no pudo competir en su disciplina estrella. La mariposa fue su mayor desafío en las dos pruebas de estilos que nadó, y en los 400 metros libre del sábado tampoco mostró su mejor rendimiento.

En el 400 metros estilos, disputado el miércoles, se quedó a diez segundos de la mínima establecida por el Comité Olímpico, mientras que en los 200 metros estilos del viernes, cedió cinco segundos ante Emma Carrasco, quien sí logró el billete olímpico. En ambas pruebas, Belmonte se colgó la medalla de bronce.

Jessica Vall, otra desilusión

Otra veterana de la natación española, Jessica Vall, también vivió una jornada amarga en la piscina de Son Hugo. A sus 35 años, Vall se quedó sin la mínima olímpica en la prueba de 200 metros braza por apenas dos centésimas, con un tiempo de 2:23.93. Los Juegos de París hubieran sido sus terceros tras su participación en Río 2016 y Tokio 2020.

Carles Coll y Hugo González: La nueva generación

En la categoría masculina, Carles Coll se quedó a nueve décimas de la clasificación en la prueba de 200 metros estilos, con un tiempo de 2:10.58. A pesar de no lograr el pase, Coll superó a Hugo González, quien concluyó los campeonatos con tres oros y un récord de España en los 200 metros espalda.

Carlos Garach, la esperanza de la natación española

Carlos Garach, el joven nadador andaluz de 19 años, puso la guinda a una semana de récords nacionales en Palma de Mallorca. Con un tiempo de 3:47.29 en los 400 metros libre, Garach estableció un nuevo récord de España. Además, competirá en los 1.500 metros en París y formará parte del relevo de 4×200, representando una esperanza para el futuro de la natación española.

El legado de Mireia Belmonte

Mireia Belmonte deja un legado imborrable en la natación española. Su carrera está marcada por innumerables éxitos y su capacidad de superación frente a la adversidad. Aunque no estará en París 2024, su influencia y ejemplo perduran. Belmonte ha demostrado que con trabajo y dedicación, los límites son solo un punto de partida.

La ausencia de Mireia Belmonte en París 2024 marca el fin de una era dorada para la natación española. Sin embargo, su legado y sus logros continúan inspirando a las nuevas generaciones de nadadores. La esperanza recae ahora en jóvenes promesas como Carlos Garach, quienes tienen el desafío de mantener a España en la élite de la natación mundial.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

El Príncipe Guillermo y sus Hijos se Unen al ‘Fenómeno Swift’ en su Cumpleaños

Siguiente artículo

Descubriendo Sao Miguel: La Joya Verde de las Azores

Lo último

×