Con el lema ¡Más Quijotes que nunca! se ha dado comienzo a la Lectura Continuada del Quijote, una tradición del Día del libro. Esta edición, la XXIV, se hace de forma virtual debido a las normas del confinamiento por la pandemia de coronavirus, y se ha hecho con los vídeos que los participantes han enviado desde sus casas.

El poeta Joan Margarit, Premio Cervantes 2019, ha sido el encargado de inaugurar la Lectura. “Capítulo primero. Que trata de la condición y ejercicio del famoso y valiente hidalgo don Quijote de la Mancha. En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme...”

Después ha sido el turno de la princesa de Asturias, Doña Leonor y la infanta Doña Sofía. Primero lo ha hecho la heredera y después su hermana. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años. Era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de «Quijada», o «Quesada»”. El hecho de que las hijas del rey participen en la Lectura Continuada del Quijote tiene como objetivo fomentar la lectura entre los niños y los adolescentes.

Es la primera vez que la infanta Sofía, que el día 29 cumple 13 años, ha leído en un acto público. Su hermana, Leonor, se estrenó el 31 de octubre de 2018 con motivo de la conmemoración de los 40 años de la Constitución Española. Fue en la sede central del Instituto Cervantes, en Madrid, y leyó el artículo 1 de la Constitución Española.

Y tú, ¿Qué opinas?