Felipe VI ha decidido romper el contrato que tenía para el uso del yate “Somni”, el barco con el que navegaba la familia real. Según Vanitatis los propietarios de esta embarcación han decidido ponerla a la venta.

El “Somni” adquirió realmente protagonismo en verano del 2012 cuando la Casa Real empezó a transmitir una imagen de austeridad y don Juan Carlos realizó la mayoría de sus salidas con esta lancha. Los 25.000 euros necesarios para llenar de combustible el Fortuna , unido al caso Nóos, hicieron que esta pequeña embarcación se convirtiera en una especie de “vehículo acuático oficial”.
A bordo de la embarcación se ha podido ver a todos los miembros de la Casa Real alejándose hasta la isla de Cabrera para disfrutar de un baño tranquilo o seguir la competición de la Copa del Rey de Vela.

El Somni se ha puesto a la venta por 295.000 euros. Su eslora es de 17,40 metros y la manga, de 4,72. Con capacidad para diez personas de día y seis para pasar la noche, el barco dispone de tres cabinas dobles y dos aseos. La lancha tiene una velocidad de crucero de 22 nudos y puede alcanzar un máximo de 47 nudos además cuenta con un solárium en popa y proa

Y tú, ¿Qué opinas?