La tortilla de patatas: una receta fácil y nutritiva que ha conquistado el mundo

Se cree que surgió en el siglo XIX como forma de aprovechar alimentos sobrantes. Es versátil, fácil de preparar, nutritivo y económico. El día 9 de marzo se celebra el Día Mundial de la Tortilla de Patatas.

La tortilla de patatas, también conocida como tortilla española, es un plato típico de la gastronomía española que se ha convertido en uno de los iconos culinarios más populares del país.

Este plato se elabora con patatas, cebolla y huevos, que se mezclan en una sartén hasta conseguir una textura cremosa y jugosa en su interior. Se suele servir como plato principal en comidas o cenas, o como aperitivo en bares y restaurantes.

Aunque se desconoce su origen exacto, se cree que la tortilla de patatas surgió en el siglo XVII como una forma de aprovechar los alimentos sobrantes en los hogares españoles. Hoy en día, es un plato que se ha internacionalizado y que se puede encontrar en todo el mundo, aunque en cada lugar puede tener sus propias variaciones.

La tortilla de patatas es un plato versátil y fácil de preparar, por lo que se ha convertido en una de las recetas más populares y queridas por los españoles. Además, es una opción nutritiva y económica, ya que sus ingredientes son simples y accesibles.

En definitiva, la tortilla de patatas es un plato que forma parte de la cultura y la tradición gastronómica de España, y que ha conquistado el paladar de millones de personas en todo el mundo. Una verdadera delicia para el paladar y un ejemplo de la riqueza culinaria de nuestro país.

Ingredientes (4 personas)

5 huevos
500 g de patatas
1 cebolla
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer tortilla de patata española

Cortamos y freímos las patatas y la cebolla
Pelamos y lavamos las patatas, las cortamos en rodajas finas al igual que la cebolla.
Ponemos ambas cosas en una sartén y cubrimos de aceite de oliva virgen extra
Dejamos que se hagan a fuego medio-suave hasta que comiencen a dorarse. Sabréis que las patatas están hechas cuando comiencen a romperse, con la paleta. Para que la tortilla esté jugosa es importante que las patatas se hagan bien y se confiten, porque no hay nada peor que una tortilla con las patatas medio crudas. Por lo tanto, paciencia con este paso.

Mezclamos con los huevos
Las sacamos de la sartén y escurrimos bien. Ponemos en un cuenco grande
Aparte batimos los huevos y los añadimos a las patatas y a la cebolla, añadimos un poco de sal y mezclamos.
Dejamos un par de minutos que se mezclen bien.
Aquí hay quien prefiere dejar las patatas enteras y quien prefiere machacarlas un poco con la paleta para que se mezclen bien con el huevo.

Cuajamos la tortilla
Ponemos en la sartén un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y vertemos todo.
Al principio rompemos un poco, como si fuéramos a hacer un revuelto, luego vamos dándole forma por los bordes.
Damos la vuelta a la tortilla de patatas
Cuando veamos que ya está cuajada por abajo ponemos un plato o una tapa encima de la sartén y le damos la vuelta rápidamente.
Ponemos de nuevo la sartén en el fuego y deslizamos la tortilla desde el plato a la sartén.
Dejamos unos minutos más mientras redondeamos los bordes con la espátula (2 o 3 si te gusta más cuajada, menos si te gusta jugosa) para que se termine de hacer y ya tenemos lista nuestra tortilla de patatas.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

La receta para preparar el mejor cocido de Madrid

Siguiente artículo

Delicias Tenebrosas: Cinco recetas espeluznantes para Halloween

Lo último

×