B aró expande sus acciones a un nuevo destino, ubicando una sede en el efervescente punto estratégico de las Islas Baleares, lugar de encuentro con el arte y la naturaleza. Un enclave en el centro histórico de la ciudad de Palma de Mallorca, que cuenta con más de 500 metros cuadrados para proporcionar al coleccionista una experiencia única con la creación contemporánea internacional.

María Baró continúa su actividad galerística en compañía de Enno Roelf Scholma. Ambos, tras su exitosa iniciativa Baró House en Madrid, apuestan ahora por esta nueva sede donde conectar el arte contemporáneo entre con1nentes.

La probada trayectoria de María Baró que cuenta con 30 años de presencia activa en los mercados internacionales y especialmente latinoamericanos, incluidos los 22 años de galería en Brasil y sus más recientes vínculos con la escena artistica Lisboeta se conjuga con la extensa experiencia de Enno Roelf Scholma quien traslada su vivencia como coleccionista y como Chairman en el Board del Patronato del prestigioso Ludwig Museum de Colonia.

Su apuesta por la capital balear presentará una oferta distintiva, apoyada en los nuevos flujos de las tendencias del mercado europeo, y con un especial foco en el mercado la1noamericano. Una propuesta galerís1ca de aproximación entre con1nentes, Europa y América, que complemente la ya rica escena arRs1ca Balear. Los coleccionistas nacionales e internacionales podrán armonizar el disfrute del Islas Baleares con su naturaleza, su ancestral cultura Mediterránea y la contemplación del arte.

 

Y tú, ¿Qué opinas?