Witness the beauty of sound, es el título de la nueva exposición de Hristina Milanova y el inicio de un cambio en la trayectoria artística de Hristina, después de tres años de trabajo e investigación. En sus propias palabras: “Un viaje no lineal por la representación gráfico-plástica unida a mi pasión por la cosmología y la simbología de donde extraigo la geometría junto a la simetría dando lugar a la representación de los mándalas.”

La Gerhardt Braun Gallery estaba deseosa de abrir de nuevo, exponer y realizar eventos en la calle Sant Feliu de Palma. Una centena de invitados quisieron mostrar su apoyo a la artista Búlgara afincada en Mallorca donde trabaja desde hace 20 años. El publico pudo ver la exposición con medidas de seguridad marcadas por el gobierno de Baleares como el limite de aforo máximo o la prohibición de servir alimentos, cosa que pudieron suplir con un acuerdo con el Café Can Martí situado frente a la galería.

Y tú, ¿Qué opinas?