Son Amar acogió los conciertos del primer cartel del festival Géiser. Jansky, Muerdo y Rayden fueron los protagonistas de una velada que conquistó al público asistente.

El dúo Jansky, formado por Jaume Reus y Laia Malo, fueron los elegidos para abrir el festival. Una vez en el escenario, Jansky, ofreció un set live, música electrónica interpretada en riguroso directo. Sintetizadores, flauta y versos con momentos de improvisación irrepetibles, motivados por la simbiosis entre ellos dos, pero también por la atmósfera de los asistentes y el entorno.

Muerdo, es el alter ego del murciano Paskual Kantero y, además, da nombre a su proyecto musical caracterizado por un repertorio que rinde un sentido homenaje a las costubres de diferentes nacionalidades.

En el escenario de Son Amar interpretó canciones de todos sus discos y tocó temas de su nuevo álbum que saldrá el próximo mes de marzo “La sangre del mundo”. Lo han acompañado en el escenario y durante esta primera velada de Géiser, el guitarrista madrileño Iker García y el guitarrista israelita Ohad Levy.

La Sala Magna de Son Amar recogió el recital acústico de las canciones que Rayden ofreció en esta primera edición del festival Géiser presentando en exclusiva en Mallorca su gira “Quiero que nos volvamos a ver”. La puesta en escena de lo que él mismo denomina rap fusión creo una atmósfera de complicidad con el público. Rayden acompañado en el escenario por los músicos Hector García y Manuel Mejias adelantó algunos temas de su próximo disco.

Géiser habilitó dos espacios, la terraza cubierta y la Sala Magna, para acoger las actuaciones de los artistas. Así mismo, se ofreció servicio en mesa; los asistentes pudieron consumir la comida servida por los food trucks “Ay Carmela!” y “Love Croquet”.

 

Y tú, ¿Qué opinas?