/

El Renacimiento Gastronómico de la Estación de Canfranc: 1928, un Vagón Restaurante de Lujo

Con la elegancia de los años 20 y el sabor de dos culturas, el restaurante 1928 en la Estación de Canfranc presenta una experiencia culinaria única que celebra la rica historia transpirenaica de este emblemático sitio.

En un contexto histórico donde los viajes en tren eran sinónimo de elegancia y sofisticación, la Estación de Canfranc emerge como un icono atemporal de la conexión entre España y Francia. Construida en 1928 y posteriormente restaurada con esmero, esta estación ferroviaria ha sido testigo de innumerables historias y eventos a lo largo de los años. Ahora, como parte de su renacimiento, la inauguración del restaurante 1928 marca un hito culinario que rinde homenaje a su legado.

Inspirado en el banquete de gala que marcó la apertura de la estación hace casi un siglo, el restaurante 1928 ofrece una experiencia gastronómica que combina la esencia de la cocina aragonesa y francesa. Dirigido por los destacados chefs Eduardo Salanova y Loic Thoraval, el establecimiento promete llevar a los comensales en un viaje sensorial a través de los sabores y aromas característicos de ambas regiones.

Canfranc RH 19281

Los dos exquisitos menús ofrecidos por 1928 reflejan esta fusión cultural y gastronómica. Desde el «Urdos-Canfranc», que celebra la conexión entre ambos países a través de platos como el solomillo rossini de vaca madurada o la corvina salvaje, hasta el «Le grand voyage», que evoca el espíritu de la inauguración de la estación con creaciones como el ternera Orloff al estilo del 18 de julio de 1928 y el bogavante confitado.

Pero la excelencia gastronómica no se limita solo a los platos, sino que se extiende a la cuidada selección de vinos a cargo de Ana Acín, sumiller del restaurante. Cada copa complementa a la perfección las creaciones culinarias, elevando la experiencia a nuevas alturas.

Este renacimiento gastronómico no solo celebra la historia de la Estación de Canfranc, sino que también subraya el compromiso con el turismo sostenible y de calidad en la región. Con precios accesibles que oscilan entre los 85€ y 125€ por menú degustación, el restaurante 1928 se posiciona como un destino obligado para los amantes de la buena mesa y la historia.

En resumen, el restaurante 1928 en la Estación de Canfranc no solo es un tributo a la grandeza del pasado, sino también un faro de innovación y excelencia culinaria que ilumina el futuro de esta emblemática ubicación transfronteriza.

Y tú, ¿Qué opinas?

Foto-Periodista especializado en politica, cultura y tendencias. Director de todo esto ( lasiestamagazine.com ). Vivo cerca del paraíso, escribo bajo la mirada de un objetivo, juego cabalgando sobre la luz, viajo para nutrirme de colores y siempre con poco equipaje.

Artículo anterior

Taylor Swift: Explora las profundidades del dolor en su nuevo álbum

Siguiente artículo

Voces Renovadoras: Cuatro Obras para Iluminar el Día del Libro

Lo último

×