El Hotel Nixe Palace celebró su 25º Aniversario

Este año, el Hotel Nixe Palace 5*, ubicado en primera línea en la playa de Cala Mayor en Palma de Mallorca, ha celebrado su 25º aniversario como parte de Hoteles Santos. 

//
José Luis Santos y Cristina Llanes

La historia de este emblemático establecimiento se remonta al año 1872, cuando el Archiduque Luis Salvador de Austria llegó a la isla a bordo del velero Nixe, quedándose fascinado por sus paisajes y gentes. El navío, que quedó fondeado en la bahía durante mucho tiempo, dio nombre al hotel. Además, la palabra “nixe” significa en castellano “sirena” y hace referencia a la figura mitológica que se ubicaba en la proa de los barcos, cuya misión era asegurar la buena suerte en las travesías por el mar. 

Casi 100 años más tarde, el 5 de junio de 1957, el hotel abrió sus puertas por primera vez, fundado por personalidades de renombre en Mallorca, como el alcalde de Palma, Gabriel Alzamora; y el arquitecto Francisco Casas, que cedió el solar. Fue uno de los primeros hoteles de lujo más destacados de las Islas Baleares, hasta que, en 1987, cerró. 

Tras casi una década, en el año 1996 la familia Santos Tejedor se interesó por el establecimiento, abriendo sus puertas como Hotel Nixe Palace de Hoteles Santos el 17 de junio de 1997, zarpando de nuevo hacia un prometedor y brillante destino.

Desde entonces, gracias a la implementación de los valores de la cadena, el establecimiento se ha convertido en todo un referente en la isla tanto a nivel nacional como internacional, caracterizándose por el lujo, la elegancia y el confort, con una personalidad única y una atención al cliente exclusiva. 

Abierto durante los 365 días del año, cuenta con habitaciones de diferentes tipologías elegantes y sofisticadas, equipadas con todas las comodidades para disfrutar de una estancia inolvidable frente al mar en la bahía de Cala Mayor.

A pie de playa, con acceso directo a la terraza solárium, se encuentra el Nixe Herbal Spa by Sisley, un remanso de paz, ideal para relajar cuerpo y mente. La zona interior está compuesta por un doble circuito termal con piscina climatizada, jacuzzi, circuito de hidromasaje, baño turco, ducha de aromaterapia y exclusivos tratamientos. Además, en el exterior posee una piscina climatizada ,durante los meses de invierno, con cuellos de cisne y jets cervicales. 

En cuanto a su propuesta gastronómica, dispone del restaurante Bistró 269, con una vista privilegiada del mar y que ofrece una variada carta durante todo el año.

En verano, el exclusivo A Popa Sea Club, a pie de playa, conquista con sus tapas gourmet, arroces, pescados y mariscos frescos. Además el hotel ofrece a sus clientes refrescantes cocteles y tapas variadas en  el Nixe Beach Bar, situado sobre la arena de la playa.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

LLaut acoge el primer desfile de María Lafuente en Mallorca

Siguiente artículo

Cultura rave: cuando bailar está prohibido

Lo último