El fotógrafo mallorquín Nando Esteva ha creado su sexta colección bajo los efectos del confinamiento derivado de la crisis sanitaria de la Covid-19.

La nueva colección muestra su apoyo “en la lucha por la conservación de especies y productos locales de Baleares” y una defensa del producto procedente del mar y la tierra.

La colección es un “pequeño homenaje” a los agricultores, ganaderos y pescadores de las Islas, sin los cuales “sería imposible la vida”.

Para Esteva, se ha frenado “la vida precipitada” y ha crecido el interés de la sociedad por lo que come, de donde procede y la solidaridad con los comercios locales.

Y tú, ¿Qué opinas?