/

Descubre el poder del Wall Pilates: El entrenamiento que revoluciona tu cuerpo y mente

Con estos consejos y ejercicios, estarás en camino de transformar tu cuerpo y mejorar tu bienestar general con la práctica del Wall Pilates. ¡Empieza hoy y siente la diferencia!

El Pilates está arrasando y se está convirtiendo en un entrenamiento imprescindible para las personas que desean estar en forma. Esta disciplina no solo puede ser tu actividad principal para tonificar el cuerpo, sino que también es un complemento perfecto si practicas otros deportes y buscas una rutina que trabaje tu cuerpo a otro nivel.

El método Pilates se centra en trabajar la musculatura profunda y su fortalecimiento a través del equilibrio y ejercicios muy concentrados. Esto permite corregir y mejorar la postura, ganar flexibilidad, modelar la figura y, además, reducir las tensiones y dolores musculares.

Pilates para el dolor de espalda

El Pilates es especialmente eficaz para el dolor de espalda, ya que una de las claves de cada ejercicio es la correcta colocación de la columna. Esto ayuda a corregir muchos desequilibrios posturales que pueden desestabilizar el cuerpo. Por ejemplo, la cifosis cervical, conocida popularmente como «joroba», que aparece con la edad o por malas posturas, puede prevenirse e incluso revertirse con la práctica regular de Pilates.

Tipos de Pilates

Existen diferentes tipos de Pilates:

  • Pilates con máquinas: El original, realizado en un aparato llamado reformer.
  • Mat Pilates: Se realiza en el suelo.
  • Wall Pilates: Pilates de pared.

Las ventajas y beneficios del Pilates en pared

Utilizar la pared como base de los ejercicios de Pilates puede resultar muy práctico, ya que te permite hacerlo en cualquier lugar. El Wall Pilates es igual de eficaz que los otros tipos, pues ganas estabilidad y trabajas mejor la postura, además de mejorar la propiocepción corporal.

Al igual que con el Mat Pilates, utilizar la pared te proporciona una guía y un apoyo. Puedes realizar ejercicios suaves para principiantes o combinarlos con ejercicios de nivel más avanzado, tanto en el suelo como en la pared.

Para practicar Wall Pilates solo necesitas un lugar despejado que te permita tener un buen rango de movimiento. Puedes hacerlo descalza o con calcetines antideslizantes, y tener una esterilla cerca para combinar ejercicios de suelo que requieren el apoyo de la pared.

Ejercicio para corregir la espalda y reducir la joroba

A continuación, te presentamos un ejercicio sencillo de Wall Pilates que ayuda a corregir la postura y reducir la joroba:

  1. Colócate a la distancia de un brazo de la pared, de modo que, al estirar tu brazo, tu mano toque la superficie. Comienza con un sencillo movimiento de hombros, bajándolos y colocando las escápulas hacia abajo y hacia atrás mientras respiras suavemente.
  2. Apoya ambas manos en la pared y, si es necesario, aleja los pies un poco más, formando una diagonal con tu cuerpo aproximadamente a 45 grados del suelo. Las manos deben estar a la misma altura que los hombros.
  3. Doblado el codo, lleva la mano derecha hacia el hombro izquierdo y vuelve a apoyarla en la pared. Repite con la mano izquierda hacia el hombro derecho, alternando y repitiendo 10 veces con cada mano.

Plancha de comando en la pared

En la misma posición, con las manos a la altura de los hombros, realiza la siguiente secuencia:

  1. Dobla un codo y apoya el antebrazo en la pared, luego el otro codo, quedando en posición de plancha con los antebrazos apoyados.
  2. Estira el brazo derecho y luego el izquierdo, quedando de nuevo con las palmas apoyadas en la pared y los brazos estirados.
  3. Repite apoyando los antebrazos de nuevo y estirando. Realiza 10 repeticiones.

Movilización de piernas

Para finalizar, moviliza las piernas:

  1. En la posición diagonal con las manos apoyadas, acércate un poco más a la pared para no quedar tan en diagonal.
  2. Eleva una rodilla hasta que el muslo quede alineado con tu cadera. Baja la pierna llevando el pie hacia atrás, apretando el glúteo.
  3. Repite con la otra pierna. Eleva la rodilla acercándola a la pared y luego estira la pierna hacia atrás apretando los glúteos.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

Bombon by Alberta Ferretti: El nuevo pool club de lujo que deslumbra en Illetas

Siguiente artículo

Redescubriendo la Cocina de la Antigua Mesopotamia: El Primer Libro de Recetas de la Historia

Lo último

×