Llega la gran cita del calendario mallorquín: Sant Antoni. Los dimonis, foguerons y las Beneïdes, sus sonidos y su gastronomía típica llenan un año más las calles de la isla y en concreto las de el pueblo de Artà.

Mallorca se mete de lleno en su gran festividad: Sant Antoni. Las calle de Artà y Manacor vibraron desde primera hora de este jueves con los bailes de dimonis, sus cánticos y los foguerons.

Artà es uno de los epicentros de esta festividad. Los bailes de dimonis y los mozos ataviados con las tradicionales camisas blancas y pañuelos rojos así como las hierbas y la mistela, dan carácter a una celebración muy sentida por todos los artanencs.

Desde la cuna de Licores Moyà pudimos disfrutar de su fiesta más multitudinaria. Sebastia Moya, Coloma Fullana, Joab Mota, Biel Moya y Bel Moya abrieron las puertas de su casa, para ofrecernos una visión familiar de esta fiesta.