Primer día de cuarentena sin colegios, Andratx se levanta con frío, lluvias y con los supermercados llenos. Son las 9:00 de la mañana y Mercadona abre sin restricciones de entrada, seguridad en la puerta y con falta de algunos productos en las estanterías, los alimentos básicos como verduras, carne y pescados no tienen problemas de abastecimiento. El stand de comidas preparadas, donde antes se hacían pizzas o paellas aparecen vacías, sin personal, la panadería solo sirve el pan en bolsas.

En la farmacia de la Plaza tres clientes esperan su turno de entrada, para no acumular gente dentro, al igual que en el pequeño supermercado. Las obras de construcción siguen su marcha, con obreros trabajando y andando libremente por la calles, el encierro no es para todos.

Poco a poco la población se irá acostumbrando. Bares, cafeterias y parques permanecen cerrados.

 

Y tú, ¿Qué opinas?