/

5 platos y un postre para comer en Ramadán

El Ramadán es un mes sagrado para los musulmanes, y durante este tiempo se observa un ayuno diario desde el amanecer hasta la puesta del sol. El momento de la ruptura del ayuno se llama «iftar», y es una ocasión importante para compartir comidas y reunirse con la familia y amigos que comenzó el 22 de marzo y llega a su fin con Eid al-Fitr el 21 de abril. A continuación, te presentamos 5 platos tradicionales y un postre que se pueden encontrar durante el Ramadán:

Biryani de cordero o pollo

El Biryani es un plato de arroz originario de la cocina india y pakistaní, aunque también es popular en otros países de Asia y Oriente Medio. El Biryani se prepara con arroz basmati (un tipo de arroz aromático de grano largo) cocido con especias y carne o verduras.

Para preparar el Biryani, primero se fríen cebolla y especias en una cazuela grande, y luego se añade la carne (generalmente pollo, cordero o cabra) o las verduras y se cocina hasta que estén dorados. Luego se agrega agua y se deja cocinar a fuego lento hasta que la carne o las verduras estén tiernas.

A continuación, se agrega el arroz, que previamente ha sido remojado y lavado para eliminar el exceso de almidón. Se cubre el arroz con agua y se agrega más especias como canela, cardamomo y hojas de laurel. Se cocina a fuego lento hasta que el arroz esté cocido y el agua se haya absorbido.

Finalmente, se cubre el Biryani con una tapa y se deja reposar durante unos minutos para que los sabores se mezclen. Se sirve caliente, acompañado de yogur, chutney o ensalada.

Hay muchas variedades de Biryani, y la elección de especias y los ingredientes utilizados puede variar según la región. El Biryani es un plato muy popular en la India y en otros países de Asia y Oriente Medio, y es especialmente popular durante festivales y ocasiones especiales.

Menemen (huevos Revueltos Turcos Con Tomate)

El Menemen es un plato de huevos revueltos originario de Turquía. Se prepara con tomates, pimientos y cebolla, y se sirve con pan fresco.

Para preparar el Menemen, primero se saltean cebolla y pimientos en aceite de oliva hasta que estén tiernos. Luego se agregan tomates picados y se cocinan hasta que se ablanden. Finalmente, se agrega un par de huevos batidos y se revuelven hasta que estén cocidos pero aún suaves y cremosos.

El Menemen se sirve caliente, generalmente directamente de la sartén, y se acompaña de pan fresco o tostado. Es un plato muy popular en Turquía y se considera un desayuno tradicional, aunque también se puede comer en cualquier momento del día. Además, es un plato fácil de preparar y muy sabroso, por lo que ha ganado popularidad en todo el mundo.

Shawarma de cordero

Plato de origen mediterráneo y del Medio Oriente que consiste en carne de cordero marinada y asada a la parrilla en un asador vertical. La carne se corta en finas tiras y se sirve en un pan de pita con ensalada y salsa de ajo.

La carne de cordero se adoba con una mezcla de especias y se deja marinar durante varias horas o incluso toda la noche para que se impregne de sabor. Luego se coloca en un asador vertical, donde se va cocinando lentamente a medida que gira. A medida que la carne se va cocinando, se corta en finas tiras y se sirve en un pan de pita, generalmente acompañado de ensalada de tomate, pepino y cebolla, y una salsa de ajo o tahini.

Maqluba

El maqluba es un plato de origen palestino y se traduce literalmente como «lo que está al revés» en árabe, ya que se sirve en una cazuela invertida para que las capas queden visibles. Se compone de una mezcla de arroz, berenjenas, carne (generalmente de cordero o pollo) y especias.

Para preparar el maqluba, primero se fríen las berenjenas en rodajas y se colocan en el fondo de una cazuela grande. Luego se cubren con una capa de arroz mezclado con especias como la canela, el comino y la pimienta de Jamaica. A continuación, se coloca una capa de carne previamente dorada, seguida de otra capa de arroz. Se vierte agua caliente sobre la mezcla y se cocina a fuego lento hasta que el arroz esté tierno y todo esté bien cocido.

Kibbeh

El Kibbeh es un plato de origen mediterráneo, especialmente popular en la cocina libanesa y siria. Se compone de una mezcla de carne picada cruda (generalmente de cordero o ternera), bulgur (trigo partido) y especias, que se moldea en forma de croquetas o bolas y se fríen o se hornean.

Para preparar el Kibbeh, primero se remoja el bulgur en agua para que se ablande. Luego se mezcla con la carne picada y las especias, como comino, pimienta y menta. Se amasa bien la mezcla hasta que quede suave y se moldea en forma de croquetas o bolas.

Tradicionalmente, el Kibbeh se fríe en aceite hasta que esté dorado y crujiente por fuera y jugoso por dentro. Sin embargo, también se puede hornear para una versión más saludable. El Kibbeh se sirve caliente y se puede acompañar con yogur, ensalada o hummus.

Hay muchas variaciones del Kibbeh, y se pueden encontrar con diferentes rellenos, como carne molida con piñones, cebolla y especias, o incluso con rellenos vegetarianos como queso feta o espinacas. Es un plato muy popular en la cocina mediterránea y en muchos lugares del mundo, y se puede encontrar en muchos restaurantes de comida internacional.

Qatayef Asafiri

El Qatayef Asafiri es un postre árabe que se consume principalmente en el mes sagrado del Ramadán. Consiste en pequeñas tortillas rellenas de queso o crema y luego fritas o horneadas.

Para preparar el Qatayef Asafiri, primero se prepara la masa de las tortillas, que se hace con harina, levadura, agua y un poco de azúcar. Se deja reposar la masa durante unas horas para que suba y se vuelva más esponjosa. Luego, se hacen pequeñas tortillas en forma de media luna.

El relleno se hace generalmente con queso Akkawi o queso crema, aunque también puede contener nueces o dátiles. Se mezcla el queso o la crema con un poco de azúcar y se coloca una pequeña porción en el centro de cada tortilla. Luego, se cierra la tortilla en forma de triángulo y se sella el borde con un poco de agua.

El Qatayef Asafiri se puede freír en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes, o se puede hornear en el horno a una temperatura moderada durante unos minutos. Finalmente, se rocía con un jarabe de azúcar y se sirve caliente

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

El arte que brota de las calles: el grupo de pintores que captura la esencia de Palma

Siguiente artículo

Dubrovnik, la perla del Adriático: Un destino turístico lleno de historia y cultura

Lo último

×