22 lugares al aire libre donde difícilmente volverás a bailar en Mallorca (2ª parte)

Este martes 22 de agosto, Zulos Club Radio Show vuelve a subirse a bordo de su DeLorean para presentar la segunda (y última parte) de los lugares al aire libre en Mallorca donde probablemente no podamos volver a bailar. La cita, a partir de las 21 horas, en Who Electronic Radio (90.5 FM).

//

A continuación, te presentamos la segunda parte de nuestro listado. Y tal y como sucedió con el anterior, ordenado alfabéticamente. Para los despistados, recordar que en el primer capítulo recordamos un total de 11 enclaves: Anchorage, Agualandia, Aguapark, Aqualand, Buddha Sundays, Cala Deià, Cala Falcó, Cala Viñas, Can Gavella, Dhraa y Es Fogueró.

12 – ES PIL.LARÍ (Palma)

Arrancamos con el Restaurante Son Suñer. Situado en Es Pil.larí, no muy lejos de la Platja de Palma, acogió varias destacadas fiestas entre 1996 y 1998. En una de ellas, Ángel Costa pinchó el ‘Revolution 909’ de Daft Punk mientras las autoridades pedían los permisos en la puerta de entrada.

Señalar que el evento empezaba por la noche en el interior del establecimiento. Luego, al salir el sol, los bailes continuaban en una pequeña carpa colocada en una terraza con excelentes vistas.

13 – ES PINAR (antes Pequeño Mundo)

Justo al lado del poblado de Son Banya había un restaurante llamado Pequeño Mundo que contaba con una zona exterior plagada de árboles y columpios.

Tras varios intentos fallidos, y ya bajo el nombre de Es Pinar, Electronic Music For Advanced People transformó el recinto en una gran discoteca al aire libre. El evento, que se inició a las 10.00 horas, contó con Ángel Molina como cabeza de cartel. Fue el 9 de septiembre de 2001.

14 – IL CHIRINGO (Calvià)

Durante los estíos de 2013 y 2014, en plena eclosión del deep house, este coqueto chiringuito situado sobre la arena de la Platja de Palmanova conquistó al público local… en un territorio destinado al turismo británico. Por allí, además de nuestra promotora Zulos Club, pasaron otras como Rex Party o Marionet.

En 2015, la nueva normativa de limitar el sonido puso fin a las fiestas a pie de playa además de salpicar a otros negocios de la zona.

15 – ISLADENCANTA (Esporles)

Isladencanta fue un festival dedicado al pop alternativo y a la música electrónica cuya primera edición tuvo lugar en Esporles durante el mes de julio de 2001. Repartido en varios días, el certamen contó con diferentes áreas. En una de ellas, concretamente en una gran carpa de circo, pinchó Ángel Molina en la jornada dominical.

Un año más tarde, Isladencanta se trasladó a Magaluf. Oasis cerró el 21 de julio de 2002 un festival celebrado en un descampado habilitado para la ocasión que también contó con Fangoria.

Por cierto, los Gallagher y compañía estuvieron alojados en un hotel céntrico de Palma, donde ocuparon las dos últimas plantas.

16 – KALI BEACH (Calvià)

En la playa que está al lado de Marineland, en Costa d’en Blanes, había un pequeño chiringuito que servía como cabina durante los fines de semana de hace ya una década. Eran ‘fiestas de día’ que empezaban por la tarde y se prolongaban hasta la medianoche.  

A pocos metros de allí, se encuentra el Sporting Club Portals. Pasadas las instalaciones deportivas se halla una gran terraza con un tobogán como testigo que Rex Party llenó de color durante varios veranos.

17 – L’AUBA (Platja de Can Picafort)

A principios de este milenio, la Platja de Can Picafort era invadida por miles de personas en la Nit de l’Auba. En 2004, el uruguayo Carlos Díaz hizo vibrar a los presentes con un antológico set al amanecer en el que destacó el momento en el que sonó ‘Los Hermanos’ de Quetzal.

Un año más tarde, Es Peixet trajo como invitado a Carl Cox. Aquella noche, en la que no cabía ni un alfiler, fue la última en la que se celebró l’Auba sobre la arena.

18 – LA CUEVA DEL PIRATA

Cerca de Ses Coves del Drach, en Porto Cristo, existía un lugar que acogió varias ‘fiestas de día’ durante el estío de 2001.

Bautizado como ‘La Cueva del Pirata’, destacaba por su abundante vegetación. Un espacio diferente, al aire libre, que tenía un magnetismo especial.  

19 – SA POSSESSIÓ (Palma)

Esperamos equivocarnos, pero parece que las fiestas en Sa Possessió han llegado a su fin tras la dura sanción de casi 180.000 euros impuesta por el Govern. O al menos, como las conocíamos. Al aire libre… y de noche.

Inaugurado en 2011 como un espacio cultural, fue nuestra residencia (casi exclusiva) durante unos primeros años en los que apenas podíamos anunciar nuestros eventos. Tampoco importó. Allí, en el Polígono de Son Rossinyol, celebramos algunas de nuestras mejores fiestas: desde el 12º Aniversario hasta el 18º con Timo Maas, pasando por el 15º con Echomen o el 16º con Nacho Marco; las Nocheviejas de 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018, sin olvidar las míticas Summer Opening Parties o Zulos Club Halloween Addiction 2014, la primera Noche de Brujas que tuvo lugar en esta finca del siglo XVII que probablemente hubiera enamorado a Hitchcock o Polanski.

Pase lo que pase, Sa Possessió será siempre recordado como un lugar mágico que se ganó el corazón de muchos de nosotros.

20 – SES TRES GERMANES (Palma)

El popular restaurante situado en la carretera de Inca cuenta con un espacio exterior y una gran piscina que no han sido ajenos a la música electrónica. De hecho, el house y el techno sonaron desde finales de los noventa.

Más tarde, a finales de junio de 2009, la terraza de Ses Tres Germanes fue visitada por Josh Wink en un evento organizado por la promotora Global Collective de Sebastian Deep.

La última vez que el establecimiento hizo uso de su área Open Air para bailar fue el 25 de diciembre de 2016. Aquella noche de Navidad, alrededor de las 00.30 horas, un incendio obligó a desalojar el Resacón de Cannibal Show y Viva la Pepa. Por cierto, nunca se esclarecieron las causas…

21 – SON SERRA DE MARINA

Pocos lugares hay en Mallorca más hermosos que Son Serra de Marina, una pedanía que pertenece al municipio de Santa Margalida. Pues bien, también durante la primera década de este siglo, Es Peixet aprovechaba la festividad patronal de la localidad para hacer bailar a cientos de personas sobre una arena salpicada de conchas y posidonia. Incluso en una ocasión, con la alemana Ellen Allien como cabeza de cartel.

22 – WAVE HOUSE (Calvià)

Acabamos el listado con el conocido popularmente como ‘el sitio de las olas’. Por la terraza del primer hotel ‘social experience’ del mundo pasaron algunos de los artistas más importantes en la historia de la música electrónica (como Solomun o Pete Tong, por citar algunos) durante sus dos primeros veranos de actividad (2013 y 2014).  Un servidor, por ejemplo, tuvo el honor de compartir cabina con Roger Sanchez y Darren Emerson (Underworld). Además, también fue la última residencia de los añorados Buddha Sundays. Después, la música dejó de sonar (al menos para bailar) con el cambio de la normativa en los espacios abiertos.

MENCIÓN ESPECIAL

Acabamos este repaso con ‘El último paraíso‘, un chiringo situado a pie de playa en Es Trenc que en 2007 se puso merecidamente de moda. Valentín de Moreda, por entonces residente del King Kamehameha y El Garito, era el encargado de poner banda sonora a unas tardes que acababan con todos los presentes bailando sobre la arena.

Y tú, ¿Qué opinas?

Artículo anterior

“Bora Bora” anuncia que ésta será su última temporada

Siguiente artículo

El Monasterio de Piedra, un destino ideal para combatir el intenso calor

Lo último